La familia de "Exatlón" crece

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 30 (EL UNIVERSAL).- El "Exatlón" no sólo ha sido testigo de historias de triunfo, luego de siete temporadas al aire, sino que también ha atestiguado como algunas y algunos de sus participantes se han enamorado en medio de la competencia y, ahora, una de las parejas que se formó en el reality show ha llevado su relación al siguiente nivel, nos referimos a Pato Araujo y Zudikey Rodríguez que, luego de tres años juntos, esperan a su primer bebé.

Con la llegada del "Exatlón" a la televisión mexicana, los reality shows deportivos alcanzaron otro nivel, pues este concepto fue muy bien recibido por el público, a tal grado que, a más de cinco años de que se transmitiera la primera temporada del programa, siguen produciéndose subsecuentes ediciones con la llegada de nuevas promesas dentro del atletismo.

Pero así como el programa de deporte muestra las aptitudes y el alto rendimiento de deportistas que, fuera de la competencia, se dedican a diferentes disciplinas del deporte, el show también expone parte de la vida de sus competidores; quiénes son, qué las y los llevó a participar, sus miedos y sus sueños.

Parte de esta sensibilidad ha provocado que, en más de una ocasión, las y los atleta del reality shows, con una convivencia de 24 horas los siete días a la semana, no sólo crean lazos y amistades muy fuertes, sino que hay algunos casos en los que esa conexión se ha convertido en amor, como ha sido el caso de Cassandra Ascencio y Christian Anguiano, así como Tania Nuñez y Ramiro Garza.

Pero, sin duda, una de las parejas más sólida que vieron nacer su amor dentro de las tierras del "Exatlón", es la de Pato Araujo y Zudikey Rodríguez, quienes se conocieron durante su participación de la segunda temporada del programa, transmitida a partir del 13 de agosto de 2018 y hasta el 11 de febrero de 2019.

Pese a que, dentro de la competencia, Pato y Zudi sólo fueron amigos, el accidente que la velocista sufrió a poco semanas de llegar a la final, hizo ver al exfutbolista el amor que sentía por su compañera y, al salir del reality, se le declaró, comenzando así una relación que acabaría en boda, pero no una boda cualquiera, sino una que se organizó durante otra de las temporadas del "Exatlón", Titanes vs Héroes, en la que ambos participaron.

Ahora, a tres años desde que su relación comenzó, la pareja de atletas compartió en sus redes sociales la noticia de que su familia crecería, pues están en la espera de una o un integrante nuevo a la familia, al compartir que Kudikey tiene 14 semanas de embarazo.

"La bendición más grande que Dios nos puede dar, ha llegado. ESTAMOS EMBARAZADOS", informó la pareja.

Zudi definió el momento que vive como una bendición y se mostró agradecida con sus seres queridos y fans por demostrarle muestras de solidaridad y cariño: "Para mí como su mamá, es una bendición poder ser uno mismo, cuidarlo, alimentarlo, protegerlo será mi deseo y causa más grande".

La atleta, además, habló de algunos pormenores de su embarazo, pues aseguró que a lo largo de estas 14 semanas ha vivido una experiencia maravillosa, al tener la oportunidad de sentir a su bebé y escuchar sus latidos: "Nos ha llenado del sentimiento de amor más grande", explicó.

Pato, a su vez, expresó el sentimiento que lo alberga en estos momentos, pues siempre obvio sus deseos de formar una familia a lado de la atleta originaria de Valle de Bravo: "Yo como papá, estoy muy emocionado y nervioso, no quiero que le falta nada a mi esposa y a mi hijo, estaré ahí en todo momento para llenarlos de amor y protección".

Este es el primer bebé que esperan en común, pues en el pasado Zudikey fue madre de otro pequeño, el cual falleció cuando tenía tres años. En diferentes entrevistas, la deportista ha hablado de este momento, el cual la hizo alejarse del deporte por un tiempo, pues vivió una temporada muy complicada de aceptación, luego de la pérdida de su primogénito.

En una entrevista pata TV Azteca, la madre de la deportista, Llilia Urquiza, recordó cómo vivieron los difíciles momentos que tuvieron lugar luego del fallecimiento del hijo de Zudikey:

"Sentí que no se iba a volver a levantar, estaba muy decaída, no quería saber nada, todo el tiempo era llorar, todo el tiempo era estar en el panteón llorando, sentada como queriendo revivir a su hijo. Le escribía cartitas y se las ponía en la tumba, decían: ‘Me quiero ir contigo, llévame contigo’", relató.