Familia se despide de Daniela y Viviana, desaparecidas en Zacatecas

ZACATECAS, Zac., enero 19 (EL UNIVERSAL).- Familiares de las hermanas Daniela y Viviana Márquez Pichardo, desaparecidas desde el 25 de diciembre junto con su prima Irma Paola Vargas Montoya y José Gutiérrez Padilla, novio de Daniela, empezaron a despedirlas en redes sociales, pese a que las autoridades no han informado oficialmente sobre su situación.

"Pude no estar preparada para muchas cosas, pero esta es a la que menos estuve preparada. Brillen primas, vuelen alto, que sea perfecto que mis abuelitos ya las tienen con ustedes", escribió en redes sociales la usuaria Fer Márquez, prima de Daniela y Viviana.

La página de Facebook de Colotlán, municipio del que las jóvenes son originarias, publicó hace unos minutos: "Hoy familias en Colotlán sufren por la partida de sus seres queridos, fuerte abrazo a familiares y amigos de Daniela, Viviana, Paola y José, 4 jóvenes que no volverán a casa pero nos cuidarán desde el cielo", con la foto de los cuatro jóvenes. Otros habitantes de la comunidad también publicaban mensajes como "Colotlán está de luto", en los que expresaban su solidaridad con las familias Márquez Pichardo, Vargas Montoya y Gutiérrez Padilla.

Sin embargo, de manera oficial, las autoridades de Zacatecas no han confirmado aún si los cuerpos encontrados el miércoles en el rancho Monte de la Presa Vieja, comunidad de El Cuidado, municipio de Tepetongo, son los de los cuatro jóvenes. Hasta este jueves sólo se sabía que en "una zona de inhumación irregular" se encontraron "al menos cuatro víctimas diferentes, tres femeninas y un masculino". La Fiscalía General de Justicia de Zacatecas ha mencionado que se emitirá información por los canales oficiales "hasta que se concluyan los análisis forenses de todos los cuerpos", mismos que continuaban este jueves.

La desaparición de los cuatro jóvenes

El pasado 25 de diciembre, Daniela, Viviana, Irma Paola y José, originarios de Colotlán, Jalisco, viajaron al municipio de Jerez, Zacatecas, para ir a comer y divertirse. Se sabe que regresaban por la carretera federal 23; sus familiares perdieron contacto con ellos cerca de la comunidad de Víboras, municipio de Tepetongo.

De acuerdo con las versiones que hicieron públicas los padres de las jóvenes, ese 25 de diciembre, cerca de las 23:41 horas, Daniela mandó a sus papás su ubicación vía WhatsApp, mientras que Irma Paola le dijo a su familia que estaba cruzando por Tepetongo y les faltaba poco para llegar a Huejúcar, ya en territorio de Jalisco.

Sin embargo, pasó el tiempo y los familiares comenzaron a preocuparse porque no llegaban, ya que Tepetongo se ubica a media hora de Colotlán.

La última ubicación que Daniela envió indicaba un lugar llamado Puerta Blanca, pero ya fuera de la carretera federal 23, lo que los alertó; desde ese momento comenzaron la búsqueda y las denuncias correspondientes por las desapariciones. Desde ese día a la fecha, las familias han implorado a las autoridades, tanto de Jalisco como de Zacatecas, que les ayuden a localizar a sus hijos. Las desapariciones también motivaron marchas en ambas entidades.