Familia de asesino confeso ayuda a resolver caso de 1992 en Florida

·1  min de lectura

Miami, 12 ago (EFE).- Autoridades de EE.UU. resuelven un asesinato de 1992 con la ayuda de la familia del sospechoso y una confesión de éste cuando estaba hospitalizado en abril pasado, informaron las autoridades del condado Orange, en el centro de Florida.

Robert Cates, quien fue detenido este mes, está acusado del asesinato hace 30 años de John Stagner, de 53 años entonces, quien presentaba muestras de golpes en la cabeza, según recogieron hoy los medios.

Agentes de la Policía acudieron entonces a una casa en el condado de Orange, después de que la esposa de Stagner, un trabajador de mantenimiento, lo encontrara muerto.

Cates, quien estaba en las drogas, figuró desde el primer momento entre los sospechosos debido a inconsistencia de su testimonio y el de su familia, pero no había pruebas.

En 1995, tras un intento de suicidio, Cates habría admitido a su familia que mató a Stagner, aunque la falta de pruebas, de nuevo, evitó que pudiera ser acusado.

En 2020, un miembro de su familia se comunicó con la Policía para contribuir a la resolución definitiva del caso y en marzo pasado la Policía interrogó a la hija y esposa de Cates, quienes siempre le tuvieron miedo por su conducta agresiva.

Un mes después Cates dijo a una enfermera en Carolina del Norte que había matado a alguien en Florida y la policía obtuvo su confesión.

(c) Agencia EFE