La familia Alperovich se declaró “estafada” por los 200 vacunos robados que hallaron en su campo

·3  min de lectura
José Alperovich es dueño de La Galesa, un campo en Santiago del Estero que fue allanado por la Justicia
José Alperovich es dueño de La Galesa, un campo en Santiago del Estero que fue allanado por la Justicia

El senador peronista José Alperovich, a través de su hijo Daniel, dio su versión sobre el episodio judicial en que quedó involucrado a partir de que la policía halló en un campo de su propiedad en Santiago del Estero 200 vacunos que habían sido robados en distintos golpes en esa provincia y en Santa Fe. “Fuimos estafados”, dijo el hijo del exgobernador de Tucumán, que socio gerente de La Galesa SRL, empresa que administra el campo.

“El allanamiento en la finca se produjo por una denuncia penal contra Luis Magliano (hoy detenido) propietario de Óleos del Centro, empresa dedicada al pastoreo de ganado. Nosotros teníamos un vínculo comercial con Magliano y nos pagó una deuda, con ganado”, explicó Daniel Alperovich. Añadió que se toda la operación había sido “documentado y registrada por el Senasa”.

Oro, diamantes y seis empleadas domésticas: la lujosa vida de un funcionario expuso la corrupción en los corredores viales

Los animales están en depósito judicial hasta tanto se determine quiénes son sus propietarios, añadió Alperovich. “Estamos recolectando toda la documentación para aportar a la Justicia y hacer la denuncia criminal contra Magliano por estafa”, dijo en un comunicado.

Según informó LA NACION, Magliano , dueño de la concursada firma Oleos del Centro S.A (ODC), tenía a su cargo el hospedaje y engorde de la hacienda depositada por las firmas San Eugenio S.A, el Tránsito S.A y el 38 S.A., en las localidades de Weisburd y Campo Gallo (Santiago del Estero). También fue presidente de la Sociedad Rural de Jesús María (Córdoba), cargo al que renunció días antes después que se radicó la denuncia en su contra. Hace una semana, la entidad lo expulsó de su nómina de asociados por inconducta.

El ingreso a La Galesa, la propiedad de José Alperovich
El ingreso a La Galesa, la propiedad de José Alperovich


El ingreso a La Galesa, la propiedad de José Alperovich

En los últimos días, por disposición de la Justicia santiagueña, se realizaron varios allanamientos en diferentes establecimientos de las provincias de Santiago del Estero y Santa Fe. El primero de ellos tuvo lugar el lunes pasado en un importante feedlot de la localidad de Amstrong, al sur de Santa Fe. Los agentes judiciales y policiales procedieron a la inspección de las instalaciones y corrales sin obtener resultados positivos, aunque se identificaron constancias del paso por ese establecimiento de parte de la hacienda buscada a partir de la lectura de guías de transporte de hacienda firmadas por el hijo de Luis Magliano con ese destino.

La Corte Suprema cita a una conciliación entre Ciudad y Nación por el recorte de fondos

Las diligencias judiciales continuaron el martes y el miércoles pasado en campos de Salta y Santiago del Estero. En la localidad de Pozo Hondo, en Santiago del Estero, se allanó el establecimiento ganadero “La Galesa” propiedad de Alperovich. “Sorpresivamente, el allanamiento concretado este sábado fue exitoso. En efecto, durante una primera revisión de los corrales de ‘La Galesa’ se identificaron alrededor de 200 cabezas de hacienda pertenecientes a las sociedades damnificadas. Se prevé más operativos ante la presunción que habría más hacienda por identificar y que podrían pertenecer a las firmas damnificadas por Magliano y ahora por Alperovich”, según informó a LA NACION una fuente vinculada con la investigación.

Los investigadores buscan dilucidar la compleja trama que vincula los negocios ganaderos de empresarios y políticos. Entre otros temas deberán hurgar en los lazos comerciales entre Magliano y Alperovich, y si este es eventualmente incluido como parte de la presunta asociación ilícita que se habría apropiado ilegítimamente de la hacienda de terceros, en una maniobra millonaria realizada bajo las restricciones de la pandemia del Covid-19 que impidieron la realización de auditorías y controles presenciales. Algunos datos señalan que la operatoria con faltante de ganado en ODC superaría los 150 millones de pesos e involucra a más de 3000 cabezas.