La familia de Alaa Abdelfatah pide de nuevo el perdón presidencial para liberarlo

El Cairo, 11 nov (EFE).- La familia del encarcelado activista pro democracia egipcio-británico Alaa Abdelfatah presentó hoy una segunda solicitud para conseguir el perdón presidencial y "reafirmar la completa dedicación a cualquier camino legal" para sacarle de la cárcel, donde permanece desde 2019.

"El pasado junio presenté una solicitud para el perdón presidencial para mi hermano Alaa. Hoy he presentado otra para reafirmar mi completa dedicación a cualquier camino legal que pueda ayudar a resolver el problema de mi hermano", dijo la hermana del activista, Mona Seif, en su cuenta de Twitter.

Esto se produce después de que un miembro del Comité de Indultos Presidenciales criticara en la misma red social que la familia de Alaa no presentó una solicitud para la amnistía cuando el organismo fue reactivado a mediados de 2022 por el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, algo que Seif desmintió.

Este comité ha otorgado el perdón al menos a 766 presos de conciencia, según Amnistía Internacional, que denuncia que durante este tiempo Egipto ha detenido y encarcelado a más de 1.500 personas por motivos políticos.

Precisamente, hoy Al Sisi se reunió con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en una reunión al margen de la Cumbre del Clima COP27 y en la que el egipcio defendió su estrategia de derechos humanos y las tareas de este comité de indultos.

La situación de Alaa Abdelfatah está siendo uno de los puntos centrales de la COP27, puesto que el activista inició una huelga de sed al inicio de la cumbre que se suma a los más de 200 días que llevaba en huelga de hambre para protestar contra su encarcelamiento, calificado de "injusto" por varias ONG.

Este tema ha levantado una gran preocupación por su vida y ha hecho que otros países como el Reino Unido, Francia y Alemania aborden el tema directamente con Al Sisi.

Hasta el momento, las autoridades egipcias han denegado el acceso a prisión a la familia y a los abogados del activista, cuyo estado de salud se desconoce, a pesar de que la Fiscalía General egipcia aseguró el jueves en un comunicado que "su estado de salud es bueno".

Desde que el Al Sisi asumió el poder en 2013, Alaa ha permanecido gran parte del tiempo entre rejas, habiendo cumplido una condena de cinco años por organizar una protesta y siendo condenado de nuevo en 2021 a otro lustro en prisión por "difundir noticias falsas".

(c) Agencia EFE