Falta de médicos latinos agrava la situación en crisis como la del COVID-19

Agencia EFE

Los Ángeles, 28 abr (EFE News).- La falta de médicos de habla hispana en California agrava las crisis de salud como la suscitada por la pandemia del coronavirus, que ha afectado de manera especial a los hispanos, señala un reporte publicado este martes.

Elaborado por la Iniciativa de Políticas Latinas de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA LPPI), el informe mostró que por raza o etnia, los médicos hispanoparlantes presentan la tasa más baja en el llamado Estado Dorado.

Así, por cada 100.000 habitantes sólo hay 62,1 médicos que hablan español, mientras que hay 344,2 hablan inglés.

"Los estudios muestran que la calidad del cuidado (médico) puede ser determinada por la capacidad cultural y lingüística del proveedor", indica el estudio.

"En otras palabras, cuando un paciente de habla hispana tiene un proveedor que también habla español es más probable que este paciente informe sobre procesos interpersonales mejorados, más satisfacción y mejores resultados de salud".

En los últimos 30 años en todo Estados Unidos, el índice de médicos blancos no-hispanos (por cada 100.000 blancos no-hispanos) ha aumentado un 49 %, mientras que durante el mismo período la tasa de médicos latinos entre la población latina ha disminuido constantemente".

Así para 2010, había 105 médicos hispanos por cada 100.000 latinos en comparación con 315 médicos blancos no-hispanos por 100.000 blancos no-hispanos.

Dadas estas circunstancias, se necesitarían 500 años para nivelar el vacío de médicos de habla hispana en los Estados Unidos, anota el informe.

De los 43.464 casos de COVID-19 reportados en California al 27 de abril, el 44,1 % era de origen latino; 27,9 % blanco no hispano; 12,4 % asiático y el 6,6 % afroamericano, según datos oficiales del estado de California.

El análisis advierte que la cantidad de médicos en California no es suficiente para atender la población durante una crisis de salud y también, "demasiado homogénea para suplir las necesidades primarias esenciales de las comunidades médica y lingüísticamente sub atendidas".

(c) Agencia EFE