Pese a los riesgos, los demócratas van por juicio político

LISA MASCARO y MARY CLARE JALONICK
1 / 3

TRUMP-JUICIO POLITICO

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, habla durante la ceremonia de encendido del árbol de Navidad del Capitolio, el miércoles 4 de diciembre de 2019, en Washington. (AP Foto/José Luis Magaña)

WASHINGTON (AP) — Tres destacados expertos legales testificaron el miércoles que los intentos del presidente Donald Trump por hacer que Ucrania investigara a sus rivales demócratas justifican hacerle un juicio político, reforzando el caso promovido por los demócratas mientras la líder de la cámara baja Nancy Pelosi se aseguró de que estén preparados para el siguiente paso.

En una reunión a puerta cerrada previa a la audiencia de la Comisión de Asuntos Jurídicos para sopesar las posibles justificaciones del juicio político, Pelosi les hizo una simple pregunta a sus colegas demócratas: “¿Están listos?”

La respuesta fue un sonoro “Sí”.

Aunque aún no se fija una fecha, los demócratas apuntan a una votación cerca de Navidad para destituir al 45to presidente. Es una tarea abiertamente partidista, una situación que Pelosi esperaba evitar pero que ahora luce inevitable.

A Trump se le acusa de abuso de autoridad al poner sus beneficios políticos personales por encima de los intereses de seguridad nacional, involucrándose en un soborno al retener 400 millones de dólares en ayuda militar que el Congreso había aprobado para Ucrania; y posteriormente obstaculizando la investigación legislativa.

En todo el Capitolio fue posible ver el miércoles la división política en torno al juicio político, apenas la cuarta investigación de este tipo en la historia del país.

En la audiencia de la Comisión de Asuntos Jurídicos, los demócratas estuvieron de acuerdo con los expertos, que dijeron que las acciones de Trump estaban a la altura de lo que la Constitución llama “cohecho u otros delitos y faltas graves”. Los republicanos apuntaron al único profesor que se les permitió invitar, quien dijo que el juicio político no estaba justificado.

Los demócratas en la Cámara de Representantes señalan que la investigación es un deber. Los representantes republicanos dicen que es una farsa. Y, discretamente, los senadores de ambos partidos se reunieron el miércoles en preparación para un eventual juicio a Trump.

“Nunca antes, en la historia de la república, nos hemos visto obligados a tomar en cuenta el comportamiento de un presidente que parece haber solicitado favores personales y políticos a un gobierno extranjero”, dijo el representante demócrata Jerrold Nadler al declarar abierta la histórica audiencia.

Nadler dijo que la conversación telefónica de Trump para solicitarle un “favor” al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy no era la primera vez que ha buscado ayuda extranjera para influir en las elecciones estadounidenses, haciendo referencia a la injerencia de Rusia en 2016. Advirtió que no conviene no hacer nada ahora que se lleva a cabo una nueva campaña electoral.

“No podemos esperar a las elecciones”, afirmó Nadler. “Si no tomamos medidas ahora para ponerle límites, es casi seguro que el presidente Trump intentará de nuevo solicitar una interferencia en las elecciones para su beneficio político personal”.

Trump, quien acudió a una cumbre de la OTAN en Londres, dijo que la audiencia era una “broma” y dudó que mucha gente le prestaría atención porque era “aburrida”.

Alguna vez externo al Partido Republicano, Trump cuenta ahora con el inquebrantable apoyo de los integrantes del partido. Se unieron a él en los calificativos contra los procedimientos de la Comisión de Asuntos Jurídicos, considerándolos una “desgracia” e “injustos”, el sacar a la superficie acusaciones sin fundamento para invalidar las elecciones de 2016 y destituir a Trump.

“Simplemente no les cae bien”, dijo el representante Doug Collins, el republicano de mayor rango en la comisión. Trump recompensó a algunos de sus aliados con tuits presidenciales de valor político mientras la audiencia se prolongaba hasta la noche.

___

Los periodistas de The Associated Press Matthew Daly, Zeke Miller, Alan Fram, Andrew Taylor, Colleen Long, Eric Tucker y Padmanda Rama contribuyeron con este despacho.