Qué falta para que la Ciudad cierre la compra de vacunas monodosis del laboratorio CanSino

·4  min de lectura
El contrato con CanSino indica que se pagará 17 dólares por vacuna, por lo que se haría una inversión inicial de 5.100.000 dólares
Télam Agencia de noticias

El Gobierno porteño atraviesa horas decisivas para concretar la primera compra propia de vacunas para combatir al Covid-19 y sumarla a la campaña que avanza con el empadronamiento de nuevos grupos y la asignación de turnos. El acuerdo ya está cerrado aunque aún queda definir aspectos legales y de logística. En las últimas semanas hubo un intercambio frenético de documentación entre el proveedor y la Ciudad con el objetivo de firmar el contrato y realizar el envío. Se espera que Horacio Rodríguez Larreta realice el anuncio en los próximos días.

El primer cargamento será de unas 300.000 dosis producidas por la farmacéutica china-canadiense CanSino, aunque el acuerdo incluye una orden de compra de hasta un millón de vacunas por lo que podrían llegar 700.000 más en otros envíos, como lo había adelantado LA NACION. Después de negociaciones infructuosas con países productores y laboratorios privados, desde que el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, habilitó a las provincias a realizar sus propias compras, la Ciudad concretó la compra de la vacuna que también será adquirida por el Ministerio de Salud de la Nación y por la provincia de Buenos Aires, según se anunció tiempo atrás.

Covid-19: sin segundas dosis de la Sputnik V, el Gobierno confirmó que evalúa combinar vacunas

“Estamos más cerca, en proceso de revisión de cuestiones legales de ambas partes”, sostiene una fuente oficial que sigue de cerca la negociación. Entre los aspectos que terminaron de definirse está el de la logística y distribución que se realizará bajo la modalidad conocida en comercio internacional como cost, insurance and freight (CIF, por su sigla en inglés) o coste, seguro y flete. Quiere decir que el vendedor se debe hacer cargo de las rutas y el transporte para entregar el cargamento en territorio argentino.

Aún no hay una fecha estimada para la llegada de las vacunas que, cuando arriben al país, serán administradas por el Ministerio de Salud porteño a través de la Subsecretaría de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria que se encarga de toda la logística de la inoculación.

La incorporación de la vacuna de CanSino Biologics, Instituto de Biotecnología de Pekín, dará mayor impulso a la campaña en la ciudad que ya cuenta con el 37% de los porteños con al menos una dosis aplicada. Se trata de una vacuna monodosis, es decir, de un solo componente, por lo que el impacto en la inmunización será más grande y habrá, en principio otros 300.000 porteños inoculados con esquema completo.

Cuando haya más certezas sobre la llegada los responsables de administrar los sueros decidirán a qué grupo se orientará. En la apertura de una nueva etapa ayer se habilitó el empadronamiento de personas de entre 40 y 44 años sin comorbilidades, que se sumarán a los mayores de 45 años que ya están siendo vacunados y a las embarazadas, agregadas recientemente. También se están aplicando vacunas al personal de salud, trabajadores estratégicos, adultos mayores de 60 años y personas con factores de riesgo mayores de 18 años.

Coronavirus: Río de Janeiro anuncia que detectó una nueva variante de Covid-19

El contrato con CanSino indica que se pagará 17 dólares por vacuna, por lo que se haría una inversión inicial de 5.100.000 dólares (17.000.000 si se compran un millón). Además, el Gobierno de Rodríguez Larreta tiene en carpeta otra alternativa ya que abrió una negociación con el laboratorio argentino Richmond por la versión local de la Sputnik V. El laboratorio anunció que ya terminó de producir el primer lote de 448.625 dosis y espera la aprobación final de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y del Instituto Gamaleya.

De acuerdo al último parte oficial ayer se vacunaron 9814 residentes en la ciudad de Buenos Aires que recibieron dosis de Sputnik V, AstraZeneca o Sinopharm. Desde el inicio del plan de vacunación 1.263.878 porteños se aplicaron una dosis y 336.889 completaron la inmunización con la segunda, lo que suman 1.600.767 las vacunas aplicadas.

La evolución de la campaña

Características

La vacuna de CanSino Biologics, una de las primeras en comenzar los ensayos clínicos, tienen otra ventaja, la del almacenamiento con una temperatura entre 2 y 8 grados, es decir, que no requiere congelación. Utiliza como vector una forma modificada del adenovirus tipo 5, más conocido como Ad5. Este adenovirus es usado también en el segundo componente de la Sputnik V.

Los estudios de la fase tres están siendo evaluados en la Argentina coordinados en conjunto por la Fundación Huésped y la Fundación Doctor Socolinsky. Los primeros resultados de esta etapa clínica, anunciados por el laboratorio, indican que la vacuna tiene 65,7% de eficacia para prevenir los casos sintomáticos, 95,47% para los casos graves y 100% para las hospitalizaciones. Sin embargo, todavía no se publicaron las conclusiones en una revista científica.

El mes pasado el Gobierno de la Nación cerró un acuerdo con CanSino para comprar diez millones de dosis que podrían comenzar a llegar durante julio. Según versiones, la mitad se destinarían a la provincia de Buenos Aires y el resto se distribuirían en todo el país. Días atrás la ministra de Salud, Carla Vizzotti, aprobó el uso de emergencia de esta vacuna y confirmó que el acuerdo está cerca de concretarse en función de la disponibilidad del laboratorio. Córdoba es otra de las provincias que avanzó en la compra independiente con el mismo laboratorio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.