Es falso que se usen células de fetos abortados como saborizantes en la comida rápida y procesada

·3  min de lectura

Publicaciones en redes sociales aseguran que células de fetos humanos abortados son utilizadas como saborizantes en la comida rápida y procesada. Sin embargo, la afirmación es falsa y surge de una línea celular de cultivo conocida como HEK 293. El investigador que creó este modelo de células, a partir de un solo feto abortado legalmente hace décadas, dijo a la AFP que únicamente se usan en pruebas de medicamentos y productos alimenticios que aún están en desarrollo. Las células no terminan ni componen el producto final.

Los productos alimenticios que usted compra usan células fetales abortadas como sabor. Todos los productos procesados que usted compra los tiene, no solo eso, sino que las empresas de comida rápida han sido expuestos(...) como McDonald’s”, se lee en una imagen compartida decenas de veces en Facebook.

"Lo que no le dicen al público es que están usando HEK 293 - células de riñón embrionario humano tomadas de un bebé abortado electivamente para producir esos receptores, es por eso que apoyan y empujan el aborto ¿Sabias que cada año más de 40 millones de niños son abortados en todo el mundo? Los utilizan para darles sabor”, continúa el texto y agrega que para comprobar la afirmación se investigue la palabra “Senomyx” o “Sensenx”.

Captura de pantalla de publicación en Facebook realizada el 12 de septiembre de 2022

La gráfica también ha circulado en francés, holandés e inglés. Mientras que versiones similares con el mismo mensaje han sido difundidas en Twitter y Facebook al menos desde el 20 de julio de 2022.

El HEK 293 es un cultivo de células que pueden ser replicadas repetidamente, a veces, incluso de forma indefinida, que fue desarrollado a principios de la década de 1970. Es considerado como un “estándar de oro” para hacer ensayos controlados en la industria farmacéutica.

Desde entonces, se ha utilizado ampliamente en el desarrollo de medicamentos, incluso para la vacuna contra el covid-19.

Senomyx era una empresa de biotecnología que desarrollaba aditivos alimentarios. Esta fue cuestionada por grupos antiabortos en Estados Unidos, luego de que la compañía presentó varias patentes que mencionaban la línea celular HEK 293 (1, 2, 3).

Sin embargo, Frank Graham, profesor de la Universidad McMaster de Canadá y creador de la línea celular HEK 293, dijo a la AFP que las células se usan principalmente en la fase de prueba del desarrollo de medicamentos y productos alimenticios y que ninguna célula fetal acaba en ningún producto alimenticio.

"Insisto en que en ningún caso las 'partes del bebé' en sí mismas acaban en ningún medicamento, vacuna o producto alimenticio", afirmó.

Graham dijo que desarrolló la línea celular HEK 293 en enero de 1973, cuando trabajaba en el laboratorio del Alex van der Eb en la Universidad de Leiden, en los Países Bajos. Además, explicó que estas células venían de un solo feto muerto tras un embarazo prematuro.

El académico dijo que las células no podían proceder de un aborto electivo, ya que Holanda no legalizó el aborto hasta 1984.

"Es bastante obvio que el Hospital Universitario de Leiden no habría participado en un aborto electivo ilegal ni habría puesto a disposición de los investigadores células preparadas a partir de un aborto electivo ilegal", dijo.

La AFP informó sobre la línea celular HEK 293 en octubre de 2020, ya que se había utilizado en la investigación de la vacuna contra el covid-19.

En una entrevista de 2012 con la revista estadounidense The Atlantic, Van der Eb dijo que había extraído personalmente la célula del feto de una niña abortada legalmente, cuya madre había consentido que sus restos se usaran para la investigación científica.

La línea celular HEK 293 es una de las más empleadas en la investigación y el desarrollo de medicamentos, incluidos los fármacos, las vacunas y la terapia génica en la fase de prueba y análisis, dijo Graham.

"Lo mismo ocurre en la industria alimentaria, donde los derivados de las células HEK 293 se utilizan a veces para analizar y probar diversas propiedades de los reactivos que entran en el desarrollo de compuestos aromatizantes", añadió Graham.

En general, las líneas celulares funcionan para medir los efectos o toxicidad de ciertos productos “in vitro”; es decir, son usadas en laboratorios para observar reacciones y cambios a nivel celular, así como la respuesta de ellas ante enfermedades y virus.

Abortos en el mundo

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de noviembre de 2021, cada año se producen en todo el mundo unos 73 millones de abortos, una intervención sanitaria común que es segura cuando se realiza con un método adecuado recomendado por el organismo sanitario mundial.

Seis de cada 10 embarazos no deseados y tres de cada 10 de todos los embarazos acaban en aborto, afirma el informe.

Sobre la afirmación en la imagen viral de que la cadena de comida rápida McDonald's vende carne humana, esta proviene de un sitio web satírico de 2014. La empresa dijo a la AFP en 2021 que la afirmación era falsa y que fabricaba sus productos con los más altos estándares de seguridad alimentaria.

La AFP ha desmontado otras informaciones erróneas sobre la línea celular fetal y su uso en el desarrollo de las vacunas covid-19 aquí y aquí.