Falso médico: la Justicia de Córdoba lo imputó por homicidio simple

·3  min de lectura
Ignacio Martín fue acusado también por el delito de lesiones graves
Ignacio Martín fue acusado también por el delito de lesiones graves

CÓRDOBA.- La Justicia amplió la imputación que pesaba sobre Ignacio Martín, conocido popularmente como “el falso médico” o “el médico trucho” – trabajó en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de Río Cuarto en el peor momento de la pandemia–, lo acusó de homicidio simple por dolo eventual y, en otro hecho, por el delito de lesiones graves. El joven ya suma otros cargos.

Derrumbe en Ferro: “Me dio un vuelco el corazón”, dijo una vecina que vio la caída de la tribuna

Martín está detenido desde el 4 de febrero pasado y alojado en la cárcel de Río Cuarto. La fiscalía planteó que “se decidió ampliar el elenco de delitos que se le enrostran, en esta ocasión, en virtud de haberse recopilado elementos de prueba que enervan bastantes motivos para sospechar la participación del citado imputado en un hecho de homicidio simple por dolo eventual, y en un restante hecho encuadrable como lesiones graves”.

Las otras imputaciones son por usurpación de título y ejercicio ilegal de la medicina, uso de documento privado falso, defraudación calificada, uso de documento público falso, falsedad ideológica y defraudación calificada en grado de tentativa.

Acusaciones

Sobre Martín pesaban dos denuncias por mala praxis. Por la que se le agravó la imputación es la que se origina con la muerte de un paciente de 29 años a quien él asistió en su casa y, cuando la situación se complicó, pidió a la familia que llamara a un servicio de emergencias. Además, preguntó si alguien sabía hacer RCP (resucitación cardiopulmonar).

¿Sputnik sí o no? Los argentinos adelantan sus viajes a Estados Unidos pero se multiplican las incógnitas

La otra es por la muerte de una mujer de 82 años. Sobre esta todavía no hay acusación. Su hija, María Fernández, contó que su madre falleció después de ser atendida por Martín, quien la canalizó para ponerle suero, la medicó y la derivó a una clínica, donde finalmente ocurrió el fallecimiento. La mujer se descompensó en el velatorio de su marido. Primero fue atendida por un servicio de emergencias privado, pero otro familiar solicitó ayuda del COE de Río Cuarto y por eso se presentó Martín junto con una enfermera. “Bajó un maletín, sacó ampollas y comenzó a darle medicación. Me asusté porque no sé qué le dio”, había relatado Fernández.

La acusación de hoy por “lesiones graves” contra Martín nace en el caso de un hombre que llegó con un preinfarto y fue diagnosticado como paciente Covid. El “falso médico” le dio paracetamol, un antibiótico y le ordenó aislarse. Salvó su vida porque lo vio un médico con título.

El 21 de diciembre pasado la Secretaría de Salud de Río Cuarto denunció al ministerio provincial y este a la Justicia que el falso médico se había estado desempeñando en un cargo. Para el fiscal “no cabe duda” de que el accionar de Martín “no fue por una acción impulsiva y repentina, sino más bien resultado de un plan diagramado con tiempo de anticipación”.

“Queda claro que aprovechó un contexto de pandemia, de cambio de presentación de documentación de manera personal a virtual, lo que facilitó su rol de falsificador de los documentos que le eran exigidos para acceder al cobro de sus servicios en las guardias S24 y Edecom”, dice la resolución y agrega que fue Martín “quien provocó perjuicio a la Municipalidad de Río Cuarto mediante la presentación de falsa documentación que lo acreditaba como médico”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.