Un fallo interrumpe una prueba de motores del nuevo cohete pesado SLS de la Nasa

·2  min de lectura
La etapa principal del cohete pesado SLS de la Nasa, durante una prueba en el centro de Stennis, en Misisipi, en Estados Unidos, el 16 de enero de 2021

La Nasa realizó el sábado una prueba de motores de su nuevo cohete pesado SLS que se detuvo antes de lo previsto, anunció la agencia espacial estadounidense.

El test realizado en el centro de pruebas de Stennis, en Misisipi (sur), debía durar un poco más de ocho minutos, el tiempo necesario para encender los motores en vuelo, pero éstos se apagaron tras apenas un minuto.

"Los equipos estudian los datos para determinar lo que causó esa interrupción prematura y decidirán qué hacer al respecto", indicó la Nasa en un comunicado.

El cohete pesado SLS (Space Launch System - Sistema de lanzamiento espacial) es una lanzadera potente cuyo objetivo será transportar la nave Orion, en el marco del programa Artemisa de regreso a la Luna.

Pese a la interrupción, la prueba de los motores RS-25 ha proporcionado información valiosa para las futuras misiones, dijo la Nasa.

"El test del sábado ha sido una etapa importante para asegurarse de que la etapa principal del cohete SLS está lista para la misión Artemisa 1 y para transportar a una tripulación en las futuras misiones", declaró el administrador de la Nasa, Jim Bridenstine.

"Aunque los motores no funcionaron todo el tiempo previsto, el equipo trabajó con éxito durante la cuenta atrás, encendió los motores y obtuvo datos valiosos", añadió.

Las causas del fallo aún se desconocen, pero el responsable del programa SLS, John Honeycutt, indicó a periodistas que sus equipos vieron un destello en el manto de protección térmica de uno de los motores y que estaban analizando los datos.

La misión Artemisa 1, que probará el nuevo cohete pesado SLS con la cápsula Orion sin ninguna persona a bordo, está prevista para finales de 2021.

Artemisa 2 llevará a astronautas alrededor de la Luna en 2023, y Artemisa 3 transportará en 2024 a dos de ellos hasta el suelo lunar, incluida la primera mujer en hacerlo, si todo sale según lo previsto.

En su configuración para Artemisa 1, el cohete SLS será más largo que la estatua de la Libertad y más potente que el célebre Saturn V, que llevó a los astronautas estadounidenses a la Luna entre 1969 y 1972.

bur-mtp/je/slb/ial/gma