Falla de sistema causa caos en transporte aéreo de EEUU

NUEVA YORK (AP) — Miles de vuelos a lo largo y ancho de Estados Unidos fueron cancelados o demorados el miércoles luego de una falla en el sistema del gobierno que ofrece información de seguridad y de otro tipo a los pilotos, dejando algunos aviones en tierra durante horas.

La Casa Blanca dijo que no había evidencia de que un ciberataque hubiera causado la falla, que trastocó los planes de vuelo de millones de pasajeros. El presidente Joe Biden indicó que instruyó al Departamento de Transporte que investigue lo sucedido.

El caos reveló cuán dependiente es el transporte aéreo estadounidense de un anticuado sistema informático que genera alertas, llamadas Notificaciones a Misiones Aéreas (NOTAM por sus siglas en inglés), las cuales son enviadas a los pilotos, entre otras personas.

Antes de que un vuelo despegue, los pilotos, la aerolínea y los operadores deben revisar las notificaciones, que incluyen detalles sobre el clima, pistas de despegue cerradas o en construcción, y otro tipo de información que podría afectar el vuelo. Anteriormente, el sistema era por teléfono y los pilotos llamaban a estaciones de vuelo para que les dieran la información, pero actualmente es por internet.

El NOTAM dejó de funcionar el martes por la noche y no fue arreglado sino hasta la mañana del miércoles, lo que causó más de 1.200 cancelaciones de vuelos y demoras a más de 8.500 hasta la tarde del miércoles en la costa este del país, de acuerdo con el sitio web del rastreador de vuelos FlightAware.

Incluso después de que la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) retirara la orden de mantener los aviones en tierra, se esperaba que el caos persistiera. Más de 21.000 vuelos tenían previsto despegar el miércoles en Estados Unidos, la mayoría de ellos nacionales, y había unos 1.840 vuelos internacionales con destino a Estados Unidos, según la firma de datos aeronáuticos Cirium.

Los aeropuertos de Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Atlanta reportaban que entre el 30% y el 40% de sus vuelos estaban demorados.

“Hubo una falla en el sistema durante la noche que provocó que se detuvieran los vuelos debido a la manera en la que se estaba moviendo la información de seguridad en el sistema”, comentó el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, en una conferencia de prensa. Aunque el problema se reparó al poco tiempo, el secretario advirtió que los viajeros podrían ver algunos efectos “haciendo estragos en el sistema”.

Buttigieg dijo que su agencia intentaría ahora averiguar la causa del fallo en el sistema NOTAM.

Veteranos expertos en aviación no recordaban un colapso de semejante magnitud que haya sido causado por una falla tecnológica. Algunos lo compararon con el cierre total del espacio aéreo nacional tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

“Periódicamente han ocurrido problemas locales aquí o allá, pero esto es históricamente significativo”, declaró Tim Campbell, ex vicepresidente de operaciones aéreas de American Airlines y que hoy día trabaja como consultor en Minneapolis.

Campbell explicó que desde hace tiempo hay preocupación por la tecnología de la FAA, no sólo del NOTAM.

Muchos de esos sistemas "son antiguos y por lo general son confiables, pero son anticuados”, comentó.

John Cox, expiloto de aerolíneas y experto en seguridad aeronáutica, dijo que desde hace años se ha hablado en la industria de la aviación sobre intentos de modernizar al NOTAM, pero enfatizó que no conocía la edad de los servidores usados por la FAA.

“Llevo 53 años volando aviones y jamás he visto un colapso como este”, comentó Cox. “Así que algo inusual ha ocurrido”.

Según datos de la FAA, el NOTAM dejó de funcionar a las 8:28 p.m. del martes, hora del este, lo que impidió que los pilotos recibieran reportes nuevos o actualizados. La FAA recurrió a una línea telefónica especializada para mantener los vuelos en el aire durante la noche, pero al aumentar el volumen de vuelos durante el día, el sistema telefónico se vio abrumado.

La FAA ordenó que se suspendieran todos los despegues a primera hora del miércoles, lo que afectó a todos los vuelos de pasajeros y de carga. Algunos vuelos médicos pudieron obtener autorización, y la interrupción no afectó ninguna operación militar.

___

Los periodistas de The Associated Press Zeke Miller y Tara Copp en Washington, Kelvin Chan en Londres, Tom Krisher en Detroit, Freida Frisaro en Miami y David Koenig en Dallas contribuyeron a este despacho.