Nuevo fallo de Estados Unidos pone en riesgo la operación de Huawei

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 18 (EL UNIVERSAL).- La semana pasada el gobierno de Estados Unidos dio a conocer nuevas restricciones que prohibirían a compañías del país vender software y hardware a Huawei lo que pone en riesgo ciertos procesos estratégicos de semiconductores y podría afectar de manera importante la fabricación de dispositivos de la empresa china.

Tras el anuncio Huawei condenó el nuevo fallo por considerarlo "arbitrario y pernicioso". "Huawei se opone categóricamente a las enmiendas hechas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos cuya regla de producto extranjero apunta específicamente a Huawei ", dijo la empresa en su cumbre anual de analistas en Shenzhen.

Sobre este tema, algunos medios internacionales informaron que la compañía Taiwanese Semiconductor Manufacturing (TSMC), fabricante de semiconductores más grande del mundo que alimenta muchos de los teléfonos de gama alta de Huawei, ha dejado de recibir nuevos pedidos de la empresa china.

Aunque TSMC señaló que la información anterior solo era un rumor, algunos especialistas afirman que la firma taiwanesa está intentando fortalecer los lazos con Estados Unidos, ya que está planeando abrir una fábrica de chips avanzados en Arizona con el apoyo del estado y el gobierno federal, por lo que podría decidir romper lazos con Huawei.

En conferencia, Guo Ping, ejecutivo de Huawei admitió que si bien la empresa puede diseñar algunas piezas de semiconductores, como los circuitos integrados (IC), sigue siendo "incapaz de hacer muchas otras cosas".

Es así que, como reporta TechCrunch, Huawei declaró que la última prohibición de Estados Unidos no solo afectará su negocio en más de 170 países, donde ha gastado "cientos de miles de millones de dólares", sino también el ecosistema más amplio de todo el mundo.

"A la larga, la prohibición de los Estados Unidos dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de semiconductores de la que dependen muchas industrias, aumentando el conflicto y la pérdida dentro de estas industrias", dijo la empresa china.

Cabe señalar que Huawei ha anunciado una serie de medidas de contingencia desde que la administración Trump comenzó a imponer sanciones tecnológicas, incluida la que no permite que sus dispositivos Android incluyan los servicios de Google.

Por ejemplo, según la empresa china, ha duplicado la inversión en desarrolladores extranjeros en un esfuerzo por atraerlos a su sistema operativo. Por lo que unos 1.4 millones de desarrolladores se han unido a Huawei Mobile Services o HMS, un salto del 150% desde 2019.

Asimismo, en su búsqueda para identificar alternativas al conjunto de aplicaciones de Google en Europa, se ha asociado con los servicios de navegación TomTom and Here, el motor de búsqueda Qwant y la aplicación de noticias News UK.