Fallo sobre aborto podría ser catalizador para demócratas

·2  min de lectura
Las legisladoras demócratas Natalie Murdock y Julie von Haefen, ambas de Carolina del Norte, alientan a los votantes a apoyar a los candidatos que preservarán el acceso al aborto en una conferencia de prensa en Raleigh el 18 de agosto de 2022. (AP Foto/Hannah Schoenbaum) (ASSOCIATED PRESS)

RALEIGH, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Los candidatos demócratas fustigaron las restricciones al aborto recientemente restablecidas en Carolina del Norte después de que un juez federal permitiera que entrara en vigor una ley estatal que prohíbe casi toda interrupción después de las 20 semanas de embarazo.

Pero algunos demócratas de Carolina del Norte dicen que el fallo del juez federal William Osteen a mediados de agosto —semanas después de que la Corte Suprema de Estados Unidos eliminó en junio las protecciones federales al aborto— podría ser el catalizador que su partido necesitaba para revitalizar sus perspectivas políticas en lo que se perfilaba como un año perdedor.

“Creo que es una bendición disfrazada para los demócratas”, dijo Morgan Jackson, consultor de importantes demócratas en el estado, como el gobernador Roy Cooper y el fiscal general Josh Stein. “Fue una decisión política horrible que retrasó décadas y décadas de progreso para las mujeres, pero al mismo tiempo, ha dado a los demócratas un renovado optimismo sobre este año”.

La ley estatal de 1973 prohíbe los abortos después de las 20 semanas. Aunque permite un margen de maniobra para emergencias médicas urgentes que amenazan la vida de la paciente o crean un riesgo grave de deterioro físico sustancial e irreversible, no otorga excepciones por violación o incesto.

Esto sucede mientras Carolina del Norte se prepara para votar este otoño sobre toda su legislatura estatal, dos contiendas por la corte suprema estatal, los 14 escaños de la Cámara de Representantes federal y una contienda de alto perfil para el Senado federal.

Los demócratas han soñado durante años con replicar su éxito de 2008, cuando el estado se volvió azul para presidente, gobernador y en el Senado federal. Aunque el gobernador actual es demócrata, los republicanos han dominado ambas cámaras de la legislatura desde 2011, lo que les ha permitido promover una agenda conservadora. Los republicanos ahora están a solo cinco bancos de la gran mayoría que necesitan para anular el veto del gobernador demócrata.

A menos de 100 días de las elecciones, la pregunta para los demócratas de Carolina del Norte es si la indignación por las restricciones al aborto en uno de los pocos refugios seguros que quedan en el Sur puede generar suficiente impulso político para que el partido se mantenga firme.

___

Hannah Schoenbaum forma parte de la iniciativa Associated Press/Report for America Statehouse News Initiative, un programa de servicio nacional sin fines de lucro que coloca a los periodistas en las salas de redacción locales para informar sobre temas con poca difusión. Está en Twitter como @H_Schoenbaum