Revelan la identidad del voluntario de la vacuna de Oxford fallecido en Brasil

M. J. Arias

Un total de 14.000 voluntarios prueban en Brasil la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y adquirida por la farmacéutica ‘Astrazeneca' para combatir el coronavirus. Uno de ellos falleció hace unos días como consecuencia de las complicaciones sufridas tras contraer la enfermedad aunque no se sabe si era de los voluntarios que recibían la vacuna o un placebo. Su nombre ha sido revelado por medios locales brasileños y, como recoge El País, se trata del médico João Pedro Feitosa.

El laboratorio AstraZeneca, que ha adquirido la vacuna de Oxford, ha asegurado que por motivos de confidencialidad no puede revelar si el voluntario fallecido recibió la vacuna o el placebo. (Foto: AP Photo/Alastair Grant, file)
El laboratorio AstraZeneca, que ha adquirido la vacuna de Oxford, ha asegurado que por motivos de confidencialidad no puede revelar si el voluntario fallecido recibió la vacuna o el placebo. (Foto: AP Photo/Alastair Grant, file)

Conocida la noticia del fallecimiento de un voluntario, desde la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) en la que estudio Feitosa publicaron una nota de condolencia para la familia y en recuerdo de un antiguo alumno al que definen como “buen doctor y alumno ejemplar” con un futuro prometedor.

A sus 28 años, este joven médico de Río de Janeiro recién licenciado, trabajaba en primera línea y falleció debido a las complicaciones del COVID-19. Según señalan en El País, hace un tiempo había publicado contenido en sus redes sociales sobre su trabajo como médico durante esta pandemia.

“La parte más agotadora de trabajar con el COVID-19”, decía, “es sin duda tener que lidiar con el sufrimiento, el miedo y la angustia de los pacientes que están confinados y sin contacto cercano con los seres queridos en un momento de extrema fragilidad. Es casi inevitable llevarse este peso a casa cuando salimos del ambiente hospitalario”.

No se ha hecho público si Feitosa había recibido la vacuna o el placebo, pero fuentes anónimas habrían asegurado a O Globo y a Bloomberg que se encontraba en el grupo de control de los ensayos. Algo que se ha negado a confirmar o desmentir la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria brasileña (Anvisa) por temas de confidencialidad.

Desde Oxford han emitido un comunicado en el que señalan que “todos los incidentes médicos importantes, ya sea que los participantes estén en el grupo de control (los que reciben placebo) o en el grupo de la vacuna COVID-19, se revisan de forma independiente. Tras una evaluación cuidadosa de este caso en Brasil, no ha habido preocupaciones sobre la seguridad del ensayo clínico y la revisión independiente sumada a la agencia reguladora brasileña recomendaron que el estudio debe continuar”. En la misma línea se ha pronunciado el laboratorio AstraZeneca.

Brasil es uno de los países que más está sufriendo el coronavirus. Acumulan más de 5,3 millones de contagios y más de 155.000 muertos.

EN VÍDEO | Las redes sociales por fin abordarán el tema de la desinformación sobre el coronavirus