Falleció la profesora de la Universidad de Villanova Estrella Busto Ogden

·3  min de lectura
Cortesía

Fue una profesora universitaria cubana que brilló en el mundo académico internacional, Estrella Busto Ogden, Ph.D., quien acaba de fallecer esta semana, la mañana del lunes 30 de mayo. Nació en La Habana, en 1935, y se graduó de Derecho en Cuba, donde trabajó en el Banco Nacional, bajo la égida de Felipe Pazos. Abandonó la isla muy pronto, cuando este fue depuesto. En el exilio, pronto se dedicó a estudiar para obtener una Maestría en Letras en la Universidad de Villanova en Filadelfia, ciudad donde comenzó a trabajar de maestra de High School.

Más tarde, se graduó de Doctora en Filosofía en la Universidad de Temple, de la misma ciudad, con una brillante tesis sobre el poeta chileno Vicente Huidobro, cuando ya era profesora de la Facultad de Artes y Ciencias Liberales de la Universidad de Villanova. Esta se publicó en España con el título El Creacionismo de Vicente Huidobro en sus relaciones con la estética cubista ( Playor Editorial, S.A., 1986)

Su relación con Chile, país del poeta Huidobro, la llevó a iniciar un ciclo de estudios de verano para los alumnos de Villanova en ese país, y entablar amistad con profesores y literatos chilenos, entre ellos, el poeta Gonzalo Rojas y su esposa Hilda. Escribió varios artículos sobre este poeta, entre ellos: “Gonzalo Rojas: Juglar en la edad tecnológica”, en Actas del primer congreso anual sobre la juglaresca, edición de Manuel Criado de Val (Madrid, 1986. pp. 643-652)

En Villanova, llegó a ser directora (chairman) del Departamento de Español, e invitó, a dar presentaciones en la Universidad, a grandes escritores internacionales, relacionados con Cuba, como el poeta ruso Yevgeny Yevtushenko.

En Madrid, contribuyó a las tertulias del artista cubano Waldo Balart -a quien conocía ya desde Cuba- con los poetas Isel Rivero y José Mario del grupo El Puente en La Habana, y la ‘generación de los novísimos’, y Felipe Lázaro, que inició la editorial Betania. “Realmente, Estrella nos unió tanto a José Mario y a Isel, como con Felipe Lázaro, que ha sido muy importante para nuestro exilio desde su posición de editor y amigo”, comentó Balart. “A Estrella la tuvimos en todo momento como referente constante y animadora incansable, y hacía todo lo que estuviera a su alcance para satisfacer nuestra necesidades, y como colofón magnífico nos ofrecía una visión desde su práctica docente en Filadelfia, que nos aportaba nuevas ideas y proyectos”.

Pero también se conectó más tarde con cubanos en París, como William Navarrete, con quien cooperó en uno de sus libros. “Siempre afable y atenta, le encantaba recibir a sus amigos y colaborar con ellos”, dijo Navarrete. “Fue así como participó con un ensayo sobre ‘el humor frente a la opresión’ en el libro del Centenario de la República Cubana, que organicé y publiqué en las Ediciones Universal de Miami, en 2002”.

A Estrella Busto Ogden la sobreviven su hijo Jorge Luis Díaz, su hermano, el doctor Rafael Busto, y sus sobrinos Christine y Eric Busto, y Jennifer Grnja. Se planea celebrar una misa en St. Patrick, de Miami Beach, aunque no se han hecho aún los arreglos finales del día y la hora.

olconnor@bellsouth.net

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.