Fallece el ex relevista puertorriqueño Pedro Feliciano

·2  min de lectura
ARCHIVO - El relevista de los Mets de Nueva York, Pedro Feliciano, lanza durante la quinta entrada de un juego de las Grandes Ligas contra los Nacionales de Washington, el sábado 23 de marzo de 2013 en Port St. Lucie, Florida. (AP Foto/Jeff Roberson, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — El ex relevista de los Mets de Nueva York Pedro Feliciano, que lanzaba tan seguido que fue apodado “Pedro Perpetuo”, falleció el lunes. Tenía 45 años de edad.

Amigos y excompañeros informaron a los Mets que Feliciano fue encontrado muerto mientras dormía el lunes en su casa de Puerto Rico.

El zurdo boricua lideró las mayores con la mayor cantidad de actuaciones por tres años seguidos. Lanzó en 86 juegos en 2008, sumó 88 en 2009 y subió al montículo en 92 ocasiones en 2010.

“Nunca tuve que mirar hacia el bullpen para ver si Pedro estaba listo. Siempre lo estaba y nunca dijo que no. Sé que algunos días estaba cansado, pero siempre tomaba la pelota”, dijo el ex mánager de los Mets Willie Randolph en un comunicado.

Feliciano tuvo una foja de 22-21 con cuatro salvamentos y una efectividad de 3.33, todo con los Mets, en una carrera de nueve años que transcurrió de 2002 a 2013. En total, el boricua lanzó en 484 juegos, la segunda cantidad más alta de la lista de los Mets, detrás de los 695 de John Franco, y trabajó un total de 382 entradas y dos tercios.

“En todos mis años en el béisbol, nunca vi que un relevista zurdo tuviera tanta presencia en el clubhouse. Tenía una gran personalidad”, dijo David Wright, el retirado capitán de los Mets que fue compañero de Feliciano.

Tras registrar una foja de 3-6 con una efectividad de 3.30 en 2010, Feliciano firmó un contrato por dos años y 8 millones de dólares con los Yanquis de Nueva York. Pero nunca lanzó en las mayores para los Yanquis debido a unas molestias en el hombro.

También lanzó para Puerto Rico en las primeras dos ediciones del Clásico Mundial de béisbol, en 2006 y 2009.

Feliciano regresó a los Mets en 2013 y dijo en el campamento de entrenamiento que los médicos habían encontrado un pequeño agujero en el exterior de su corazón. Le diagnosticaron una rara condición genética llamada no compactación del ventrículo izquierdo, causada por un defecto del desarrollo del miocardio desde el nacimiento.

El puertorriqueño portó un monitor cardiaco cuando empezó a lanzar en juegos de exhibición esa primavera. Se fue con una foja de 0-2 y una efectividad de 3.97 en 25 juegos de su última temporada en las mayores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.