Fallece Mauro Mendoza, fundador de la Compañía Teatral La Trouppe

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 7 (EL UNIVERSAL).- "Trupo se fue en Día de Reyes, justo cuando los niños están más felices, pero se fue a divertir a otros pequeños a un nuevo lugar, porque es uno de los días en los que más trabajamos", expresó.

Sylvia Guevara (Lady Lucas) sobre la muerte de Mauro Mendoza, con quien fundó la Compañía Teatral La Trouppe en 1980.

Sylvia explicó que el director de esta compañía de teatro familiar, ya tenía tiempo con problemas renales, como consecuencia de la diabetes que padecía desde hace años, pero todo se complicó

cuando el actor y titiritero se contagió de Covid-19 el mes pasado.

Llegó al hospital porque comenzó a fallar su oxigenación, le hicieron la prueba y salió positivo. Iba muy bien, lo iban a dar de alta hace cuatro o cinco días y lo único que le recomendaban los médicos era que llevara oxígeno, estaba de buen humor y optimista pero no lo logró".

Al parecer Mendoza se infectó de este virus antes de la Navidad, aunque no se supo exactamente en dónde o cómo fue, porque desde que comenzó la pandemia en el mes de marzo, el director de La Trouppe se connó en su casa de Morelos donde residía, incluso ya no participó en los streamings que la compañía realizó a lo largo del año, incluyendo el del show Navitrouppe, que ofrecieron el 19 de diciembre, para que no se trasladara a la Ciudad de México y no se arriesgara a un contagio.

"Él se cuidaba mucho, pero con este virus uno no sabe dónde lo puede agarrar. Tenía un poco más de dos semanas internado, los informes médicos eran de que iba muy bien, a la familia ya le habían pedido el oxígeno para sacarlo del hospital, pero de pronto se agravó".

El artista recibió atención en el Hospital Regional 1º de Octubre, donde además se le atendió un problema con la hemoglobina, según señaló Sylvia Guevara, pero evolucionó bien, por eso fue sorpresiva la falla renal que lo llevó a la muerte el día de ayer a las 19 horas, con tan sólo 65 años de edad.

Mauro Mendoza y Sylvia Guevara se conocieron hace 45 años en la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBA, cuando cursaban el tronco común de las carreras de dirección, actuación y escenografía, rama por la que Mauro se inclinó inicialmente, pero cuando realizaron juntos el espectáculo de títeres "Barrionetas", basado en las canciones de Chava Flores, se dio cuenta que lo suyo era estar arriba del escenario y frente al público infantil.

"La sensibilidad de Mauro como titiritero era única, él agarraba cualquier objeto, aunque fuera una cubeta o un lápiz y hacía magia, porque lo convertía en un títere, su habilidad para la manipulación era increíble".

Quien da vida a Lady Lucas señala que Mauro no dejó de lado su gusto por la escenografía, ya que era quien se encargaba de diseñar la escenografía y marionetas de cada uno de sus espectáculos, donde plasmaba también su pasión por el teatro musical y como amante del cine, cada historia que La Trouppe llevó a escena, el inolvidable Trupo lo pensó primero en un storyboard (guion gráfico).

El ocho de diciembre La Trouppe cumplió 40 años de su fundación y casi un mes después Mauro fallece, un hecho que Sylvia toma como un fin de ciclo en el que todo fue afortunado y un constante aprendizaje.

"El año 2020, que sumado es igual a 40. Vivimos cosas maravillosas con Mauro, porque su aportación al teatro infantil fue muy importante, él trabajó en el Centro de Teatro Infantil del INBA durante cinco años, después dirigió un teatro que estaba en el Centro Cultural del Bosque, que se llamaba Titiriglobo que era dedicado a los títeres, donde se hicieron montajes importantes en este género y se volvió un sitio concurrido por las familias que iban a Chapultepec, porque era teatro para niños, algo que no existía en el país.

"Con La Trouppe tuvo más de 9 mil funciones y más de 20 espectáculos. Se nos va un ser increíble, talentoso y creativo, que busco hacer un teatro de calidad, inteligente, que entretuviera lo mismo a los niños que a los adultos, y creo que se logró, que le dio una dignidad importante al arte del payaso y los títeres. Abrimos el camino porque el teatro infantil estaba menospreciado, porque mucha gente lo considera un género menor, pero se reivindicó y mucho de esto fue gracias al trabajo de Mauro y La Trouppe, porque fue una labor de equipo".

Debido a la pandemia se quedó pendiente la celebración de esos 40 años de La Trouppe, que Mauro Mendoza quería hacer en grande, en Bellas Artes o el Teatro de la Ciudad, con lo mejor de su repertorio y con una orquesta sinfónica, ahora esto queda también en suspenso.

Ahora lo que quieren hacer los miembros de La Trouppe, Carmen Luna (Noni Pelusas), Marco Antonio Serna (Toño Canica) y su equipo técnico y creativo; es rendirle un homenaje a Mauro, aunque sea a través de alguna plataforma digital, porque consideran que se merece una despedida bonita, porque debido a la pandemia su funeral será privado y con la familia; después tener un tiempo para reorganizarse.

"Hay que seguir adelante, con todo el legado que Mauro nos dejó. Sí hay que ver la forma en que vamos a coordinarnos y cómo vamos a trabajar; considero que tenemos elementos muy valiosos, pero obviamente el lugar de Mauro es difícil de llenar, pero hay que seguir haciendo un trabajo digno e inteligente para los niños, porque el show debe continuar".