Fallece madre de estudiante del Tec asesinado en 2010

Monterrey, 27 Feb (Notimex).- Haydeé Verdugo, madre de Francisco Javier Arredondo Verdugo, uno de los estudiantes del Tecnológico de Monterrey asesinados cerca del campus en 2010, falleció la víspera.

La noticia fue dada a conocer por el colectivo Todos Somos Jorge y Javier, que reconoció a doña Haydeé como uno de los pilares del movimiento para hacer justicia a su hijo, quien fue acribillado junto a Jorge Antonio Mercado Alonso, en medio de una confusión tras una disputa entre elementos militares y la delincuencia organizada, la noche del 19 de marzo de 2010 en Monterrey.

“En este día tan difícil para la familia de Javier, recordamos a doña Haydeé como una guerrera. Ella será siempre un ejemplo de lucha frente a la falta de empatía de nuestras instituciones, pero sobre todas las cosas, un ejemplo de vida que nos impulsa a confiar en nuestra intuición y sentido de resiliencia”, comunicó el colectivo mediante redes sociales.

Haydeé Verdugo, junto a la familia Mercado Alonso, iniciaron una lucha de activismo social para que el nombre de sus hijos fuera limpiado, además de que se reconocieran que nada tuvieron que ver en los acontecimientos delictivos, en medio de la “guerra contra el narcotráfico”, que inició en la administración del expresidente Felipe Calderón (2006-2012).

Jorge Antonio y Javier Francisco, de 23 y 24 años, respectivamente, eran estudiantes de ingeniería del Tec y murieron abatidos por militares, cuando salían de la biblioteca del campus y se dirigían a sus dormitorios.

Arredondo Verdugo era originario de Baja California, mientras que Mercado Alonso provenía de Coahuila.

A ambos se les atribuyó haber sido sicarios, versión que dio a conocer en primera instancia la autoridad estatal, encabezada por Rodrigo Medina, así como Cuauhtémoc Antúnez, en aquel entonces comandante de la séptima zona militar.

Días después y ante la identificación del Tecnológico de Monterrey de que ambos jóvenes eran alumnos de excelencia, el gobierno indicó que los estudiantes fueron víctimas colaterales de la balacera.

Sin embargo, en agosto de ese año, un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos reportó que los uniformados asesinaron a los estudiantes y alteraron la escena del crimen.

Tras nueve años de lucha por parte de los familiares y colectivos civiles, y dos sexenios después, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ofreció una disculpa pública el 19 de marzo de 2019.

“A nombre del Estado Mexicano, les ofrezco una disculpa pública por la violación a los derechos en el marco del uso excesivo de la fuerza por el que fueron privados de la vida sus hijos Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, por los elementos del Ejército Mexicano”, pronunció en el discurso Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

En el acto, se develó un mural cercano al campus del Tecnológico de Monterrey en honor de ambos estudiantes.

-Fin de nota-

 

NTX/GRL/GAV/VGT