Fallece el escritor Emiliano González

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 16 (EL UNIVERSAL).- El escritor Emiliano González, considerado uno de los pilares de la literatura fantástica mexicana y ganador del premio Xavier Villaurrutia en 1978, falleció la noche de este lunes.

Fue el directos de la revista "Penumbria" y escritor, Miguel Lupián quien dio a conocer la noticia a través de su cuenta de Twitter.

Emiliano González Campos, nació el 25 de marzo de 1955 en la Ciudad de México. Sus padres, Enrique González Pedrero y Julieta Campos, también eran escritores.

Fue egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de México (UNAM), donde estudió Lengua y Literaturas Hispánicas.

Su carrera como editor y escritor empezó cuando era muy jóven, siempre con interés hacia la literatura fantástica. A los 18 años edito su primera compilación, titulada "Miedo en castellano: 28 relatos de lo macabro y lo fantástico" (1973).

González fue becario de Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Fondo Nacional para Actividades Sociales (Fonapas), así como para el Centro Mexicano de Escritores (CEM). Durante esta última beca, que se le otorgó en 1975 escribió "Los sueños de la Bella Durmiente", obra que tres años más tarde le valdría el premio Xavier Villaurrutia, galardón que también le fue entregado a su madre.

Colaborador de "Cuadernos de Literatura", "El Gallo Ilustrado", "Fin de Semana", entre otros medios.

"Lo que lo hace único es que encontró la forma de mezclar el terror, la ciencia ficción, el cuento de hadas, la leyenda, lo decadente y el erotismo. Todo lo metió a una especie de licuadora en su cabeza y salió una obra bastante original, una literatura rica en referencias. Es un autor raro, atípico”, según cuenta en entrevista para EL UNIVERSAL, Miguel Antonio Lupián Soto, director de la revista digital Penumbria.

Apenas el 29 de febrero se presentó "La ciudad de los bosques y la niebla", una antología que el también autor Miguel Lupián realizó con textos de Emiliano González "reuní textos que no aparecen en sus dos grandes libros: Los sueños de la Bella Durmiente y Casa de horror y de magia. Son escritos que el propio autor me otorgó".