Fallece la artista portuguesa-británica Paula Rego

·4  min de lectura

LONDRES (AP) — La artista portuguesa-británica Paula Rego, quien creó obras atrevidas y viscerales inspiradas en cuentos populares, su país natal y sus propias experiencias, ha muerto a los 87 años.

La Galería Victoria Miro, que representa a Rego, dijo el miércoles que falleció “pacíficamente esta mañana, tras una corta enfermedad, en su casa en el norte de Londres, acompañada por su familia”.

La obra de Rego abarcaba estilos del naturalismo al arte abstracto, y solía incluir retratos vívidos y perturbadores de gente, animales o ambos. Entre sus obras más famosas destacan los dibujos en pastel “Dog Woman” (Mujer Perro) en los que retrató a mujeres en poses caninas.

Nació en Lisboa en 1935, Rego estudió arte en Inglaterra en la Escuela Slade en Londres. En ese entonces Portugal era gobernado por la dictadura de Antonio Salazar y las mujeres eran ciudadanas de segunda sin derecho a voto.

Rego recordó que su padre le dijo: “Deja Portugal. Este no es un país para una mujer”.

En la década de 1960 Rego expuso junto a un grupo de artistas jóvenes en ascenso, como David Hockney, como integrante del colectivo London Group. Una de sus primeras pinturas, la semi abstracta “Salazar Vomiting the Homeland” (Salazar vomitando la patria), vilipendiaba a la dictadura. De haberla hecho en Portugal en esa época habría terminado en prisión.

Aunque vivió en Gran Bretaña por décadas, la obra de Rego estaba impregnada de los colores y las historias de su tierra natal, y solía inspirarse en su infancia en el Portugal conservador bajo el régimen de Salazar.

“Nuestra infancia está siempre con nosotros, ¿no es así?”, dijo Rego a The Associated Press en una entrevista de 2014.

En el Portugal de sus primeros años, dijo: “Había un estado fascista para todos, pero especialmente era duro para las mujeres. Tenían un trato rudo”.

Una feminista que ayudó a cambiar la forma en la que las mujeres son representadas en el arte, Rego retó las expectativas de belleza y exploró los subtextos de sexo y violencia en los cuentos populares portugueses y en las canciones de jardín de infantes.

Una defensora férrea de los derechos humanos, produjo memorablemente una serie de pinturas tituladas “Abortion” (Aborto) poco después de que Portugal hubiese rechazado despenalizar el aborto en un referendo de 1998. Entre 2008 y 2009 creó otra serie “Female Genital Mutilation” (Mutilación genital femenina).

Tras la transición de Portugal a la democracia en la década de 1970, Rego se convirtió en una de las artistas más famosas del país. Un museo de su obra abrió en la ciudad costera de Cascais en 2009.

El gobierno portugués declaró un día de luto nacional, con las banderas en edificios oficiales colocadas a media asta en honor a la artista.

“Sus pinturas, dibujos y grabados contienen imágenes poderosas que se quedarán con nosotros y con las generaciones por venir”, dijeron autoridades portuguesas en un comunicado. Rego “era una artista que era intensamente viva ante la realidad de nuestra sociedad”.

El presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa dijo que Rego era la artista moderna más grande del país de las últimas tres décadas. Recordó una visita al estudio de Rego en Londres en 2016 donde “atestigüé el encantador y perturbador poder” de su obra.

Rego también era reconocida en Gran Bretaña, done fue la primera artista en residencia en la Galería Nacional en Londres. El museo Tate Britain realizó una importante retrospectiva de su obra el año pasado.

La directora del Tate, Maria Balshaw, calificó a Rego como “una artista intransigente, de un extraordinario poder imaginativo, que revolucionó de forma única la manera en la que las vidas y las historias de las mujeres son representadas”.

La obra de Rego forma parte de las colecciones del Museo Británico, la Galería Nacional, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Instituto de Arte de Chicago y el Centro Yale de Arte Británico.

En 2010, la reina Isabel II nombró dama a Rego, el equivalente femenino a título de caballero.

Rego estuvo casada por 29 años con el artista británico Victor Willing, quien falleció en 1988. Le sobreviven sus hijos Nick, Caroline y Victoria, así como nietos y bisnietos.

___

Hatton reportó desde Lisboa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.