Falabella. La cadena finalmente se despidió del país y hay un nuevo candidato para CMR

·3  min de lectura
El local de Falabella sobre la calle Florida fue el último en cerrar y ahora también dejó de operar la página web de la marca
PATRICIO PIDAL/AFV

Después de ocho meses de búsqueda infructuosa de un comprador, la marca Falabella finalmente se despidió de la Argentina, aunque los dueños chilenos continuarán operando localmente con la cadena de tiendas Sodimac y siguen negociando la venta de la tarjeta financiera CMR con un nuevo candidato.

Ayer cerró definitivamente la página web de Falabella en la Argentina, que tenía a su cargo la venta de la mercadería que conservaba la cadena en el mercado local, tras la baja de persianas de todas sus tiendas físicas. Las últimas sucursales en despedirse habían sido la de la calle Florida y la que estaba ubicada dentro del shopping Unicenter.

Un país que no es negocio: las 21 empresas que están desinvirtiendo en la Argentina

En el caso de la venta online, la decisión original de la empresa chilena era mantener la pata de e-commerce operativa, aunque ayer le comunicó a sus clientes el cierre de operaciones, con el siguiente mensaje de despedida. “Nos despedimos agradeciendo a todos nuestros clientes, proveedores, colaboradores”.

En la empresa además confirmaron que solo seguirán operando para completar las compras que fueron realizadas en los últimos días y que todavía no terminaron de despacharse.

Lo que sigue

El grupo chileno continuará operando localmente a través de Sodimac, que hoy mantiene siete locales abiertos más la venta online en su página web. Inicialmente, la intención de la empresa era encontrar un comprador para este negocio, aunque después de meses de negociación y ante la falta de una oferta considerada lo suficientemente atractiva, decidieron retirar de la venta a Sodimac Argentina y continuar operando sin cambios.

El otro interrogante que se abre es qué puede pasar con la tarjeta CMR, que cuenta con más de 300.000 plásticos en operaciones a nivel local. En este caso, hace unas semanas se cayeron las negociaciones más avanzadas que mantenían para desprenderse de este negocio a manos del banco Supervielle, a cambio de los US$40 millones que pedían los vendedores.

SODIMAC
SODIMAC


En la Argentina el grupo chileno solo conservará las operaciones de las siete tiendas de Sodimac

“No se terminaron de poner de acuerdo ni el precio ni en las condiciones de venta. Básicamente, los chilenos quieren no solo recuperar parte de la inversión sino también alguien que les ayude a hacer una salida más ordenada en materia de empleados”, explicó una fuente cercana a la operación.

Tras la caída de las negociaciones con Supervielle, los chilenos tenían prácticamente decidido cerrar las operaciones de CMR, aunque en los últimos días surgió un nuevo interesado. Se trataría de otro banco local y todas las miradas apuntan al Comafi.

Apocalipsis comercial. Por qué Falabella se va solamente de la Argentina

Conocimiento local

Falabella desembarcó en el país en 1993, con la apertura de una primera tienda en Mendoza y desde el interior se fue expandiendo hasta llegar a Buenos Aires. En más de 25 años, la empresa pudo superar con éxitos todos tipo de obstáculos, incluyendo la crisis de 2001. A nivel global, además tiene un CEO argentino, el ex McKinsey, Gastón Bottazzini.

Sin embargo, la experiencia y el conocimiento del mercado no alcanzaron. Hace tiempo que su negocio local dejó de ser atractivo, con pocas ventas y resultados negativos, a lo que se sumó que con el cambio de gobierno se volvió cada vez más difícil de llevar adelante en el día a día.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.