"Fake news" de la crisis en Bolivia inundan las redes sociales

José Arturo CÁRDENAS
Una persona con un afiche que muestra al líder opositor Luis Fernando Camacho pateando al presidente boliviano, Evo Morales, durante un mitin en la región de Santa Cruz, el 4 de noviembre de 2019 (AFP | DANIEL WALKER)

Las redes sociales están inundadas de noticias sobre la crisis política en Bolivia, pero también de memes y "fake news" sobre el presidente Evo Morales o sus rivales. Algunos provocaron terror y otros la sospecha de una mano rusa.

"Ante la incapacidad de seguir cumpliendo mis atribuciones conferidas (en la Constitución), me veo en el deber patriótico de presentar mi renuncia al cargo de presidente del Estado Plurinacional de Bolivia", dice una supuesta carta de Morales que corrió como reguero de pólvora en WhatsApp y las redes sociales.

La "fake news" fue celebrada por opositores, quienes esperaban la dimisión del presidente indígena tras el ultimátum lanzado por el líder cívico de la próspera región oriental de Santa Cruz Luis Fernando Camacho.

¿El origen? Nadie lo sabe. Su creador puede ser opositor u oficialista en busca de generar expectativas o zozobra en la ciudadanía.

Bolivia está polarizada por la cuestionada reelección de Morales a un cuarto mandato consecutivo en las elecciones del 20 de octubre. La oposición denuncia "fraude" y el oficialismo defiende un triunfo "legítimo".

El expresidente Carlos Mesa, rival electoral de Morales, tampoco se ha librado de las noticias falsas.

Las versiones de su renuncia durante la campaña fueron reiteradas, evocando que cuando gobernó Bolivia entre 2003 y 2005 puso varias veces su cargo a disposición del Congreso, atosigado por los conflictos sociales.

- "Listo para escapar" -

Las bromas y noticias falsas han sido profusas en días recientes, entre ellas unos audios de presuntos militares o diplomáticos que aseguraban que el opositor Camacho tenía videos comprometedores de Morales para presionarlo a dimitir.

En un audio, un hombre decía que había militares en el helipuerto de la casa de gobierno en La Paz listos para sacar a Morales al extranjero. Todo falso.

Supuestas movilizaciones de cocaleros o mineros para defender a Morales y amenazas de muerte si los opositores no suspendían sus bloqueos de calles en las ciudades también causaron miedo.

Además, circularon supuestos desplazamientos de tropas o audios anunciando un inminente golpe.

Un número indeterminado de personas cayó en la trampa de las noticias falsas y compartió la información con los contactos de su teléfono móvil.

- Foto falsa y violencia -

Una fotografía que circuló el 31 de octubre en Santa Cruz causó disturbios que culminaron con dos muertos a balazos y una decena de heridos.

La foto mostraba a un niño supuestamente quemado por leales a Morales en el poblado de Montero. A las pocas horas se desencadenó una batalla campal en el lugar.

"Ese fue uno de los detonantes para que reviente (el conflicto), a partir de ahí ya no hubo control", relató el periodista Juan Carlos Fernández, quien trabaja en Montero, al diario El Deber.

Fernández contó que hubo manifestantes opositores que retuvieron a una persona en una calle "y había gente que la quería quemar en represalia". Horas después se confirmó que la foto era falsa, que se trataba de una imagen antigua que ni siquiera era de Bolivia, sino de México.

- ¿Injerencia rusa? -

Más allá de las bromas o la mano negra de oficialistas y opositores, surgió la versión de que informáticos rusos intervinieron en internet para influir a favor de Morales.

La radio católica boliviana Fides aseguró que los informáticos habían sido contratados por la empresa rusa Rosatom, que tiene negocios en el país andino.

Esto llevó al diputado opositor Wilson Santamaría a cursar un pedido de información a la Cancillería boliviana sobre esa supuesta participación externa.

"La Cancillería tendrá que explicar bajo qué condición han llegado estos ciudadanos (rusos), cómo se ha permitido que desarrollen actividades en el país, siendo que no llegaron en calidad de funcionarios oficiales, sino más bien en calidad de consultores contratados", afirmó el legislador.

Cuando Morales perdió un referendo en 2016 destinado a allanar una nueva candidatura presidencial dijo que la principal razón de su derrota fue el escaso control que tuvieron sus partidarios sobre las redes sociales.

Entonces ordenó la formación de "guerreros digitales", aunque se desconoce si han llegado a operar o su nivel de efectividad.