Diego Santilli dijo que pasará a saludar a Facundo Manes en su búnker y el médico le pidió un debate

·6  min de lectura
Facundo Manes y Diego Santilli
Facundo Manes y Diego Santilli

En el último round de la campaña para las PASO, Facundo Manes (Dar el Paso) y Diego Santilli (Es Juntos) agitaron la interna de JxC en la provincia de Buenos Aires con una pulseada insólita por búnker electoral para esperar los resultados el domingo. La discusión trivial augura una difícil convivencia entre el médico, flamante incorporación de la UCR para las elecciones, y sus nuevos socios de Pro.

Tras las idas y venidas por la puesta en escena del domingo, Manes les propuso a sus contrincantes compartir el búnker en La Plata y no en el complejo de Costa Salguero, ubicado en la Capital, como pretende Horacio Rodríguez Larreta.

Padrón Electoral 2021: dónde voto en las PASO y en las generales

Si bien desde el campamento de Santilli que no aceptan la idea del espacio de Dar el Paso de compartir el escenario en la capital bonaerenses, el postulante de Pro le hizo un guiño anoche a su rival: anunció que pasará a saludar a Manes después de las 18 y que luego se irá a Costa Salguero. “Lo más importante siempre es consolidar la unidad de nuestro espacio”, escribió Santilli en su cuenta de Twitter. La idea es que ambos postulantes se saquen una foto y brinden juntos una conferencia de prensa. De esa forma, el larretismo quiere exhibir unidad y presionar al médico para que vaya a saludar a Santilli a Costa Salguero una vez que se conozcan los primeros resultados del escrutinio provisorio, pasadas las 23. Manes recogió el guante y le respondió a su contendiente con una chicana: “Ahora solo falta que aceptes la invitación para debatir, que todavía estamos a tiempo”, lanzó. Más tensión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Toda la vida lo hicimos en Costa Salguero y ahí vamos a estar todos juntos. El único que no quiere es Facundo”, aseguró un dirigente cercano al exvicejefe porteño. Además, argumentan, hay cuestiones logísticas que impiden un cambio de locación a cuatro días de la jornada electoral.

En el entorno de Manes advierten que la decisión de montar el búnker en La Plata es política: quieren dar una “señal de autonomía” de Buenos Aires: “Esta elección es en la provincia, no en otra jurisdicción. El capricho es de Larreta”, remarcan los allegados del médico. Es más, acusan al alcalde de querer imponer su “voluntad” al resto de los socios de la alianza.

Molestos por la falta de respuesta formal de Pro, los armadores de Manes hicieron pública ayer a la tarde su propuesta para compartir el búnker en la capital provincial. “Esto cumple con el doble objetivo de fortalecer la unidad política de la coalición y la autonomía política del distrito. Los dos principios son igual de importantes para quienes integran la lista Dar el Paso”, subrayó el equipo de Manes, a través de un comunicado firmado por la politóloga Ana Iparraguirre, a cargo de la coordinación de los equipos técnicos de la fuerza, y Manuel Terrádez, uno de los apoderados de la UCR.

Para el espacio que apalanca la candidatura del médico, “es tiempo de dar una señal clara a la sociedad”. “En Juntos conviven diferentes visiones. Esta propuesta prioriza la unidad y los denominadores comunes en la búsqueda de superar los problemas estructurales que tienen nuestra provincia y nuestro país”, completaron.

La negociación entre las partes por el búnker electoral está a cargo de Maximiliano Abad, titular de la UCR bonaerense, y el presidente de Pro en Buenos Aires, Jorge Macri, quien promete estar en el refugio del perdedor una vez que se conozcan los resultados. El radicalismo optó por la “vía institucional” para evitar que el macrismo cargue las tintas contra Manes.

Durante las últimas horas, el médico acentuó sus diferencias con Pro, sus rivales en la interna más atrayente de Juntos por el Cambio. En menos de 48 horas, Manes dijo que la Ciudad está “acéfala”, por la activa participación de Larreta en la campaña de Santilli en el terruño bonaerense, y calificó como una “frustración” la aventura política de Mauricio Macri en la Casa Rosada.

Si bien mantuvo el modo zen, Santilli le respondió al médico: “La Ciudad está muy bien atendida”, puntualizó en diálogo con Radio Rivadavia. Y advirtió que en el gobierno porteño no hay un “iluminado” que resuelva los problemas, sino un equipo. Sútil.

Los estrategas de Manes repiten que el médico no endureció sus críticas contra el macrismo para sumar adhesiones de la fuente de desencantados con Cambiemos. “El mensaje de Facundo es consistente con lo que venimos diciendo: venimos a pelear contra las prácticas de siempre” indica uno de los colaboradores del neurólogo.

Con estrategia discursiva, el médico busca discutir la “identidad” de JxC para mostrar una coalición “más amplia” para las elecciones de medio término y seducir al electorado con una propuesta “a futuro”. “Con lo de 2015 [por Cambiemos] no alcanzó”, dicen. El activo del médico en la interna con Santilli, sostienen, es que logra atraer a JxC a votantes que no habían apoyado a Macri en el período 2015-2019.

Los laderos de Manes justifican sus dardos al jefe porteño: “Facundo dice lo que piensa: Larreta está más en la campaña que Santilli. Esconden al candidato”, afirma una fuente del radicalismo bonaerense.

En el sprint final de la contienda, Manes hará mañana su cierre de campaña en Quilmes, su ciudad natal, junto a jerarcas de la UCR nacional: estarán el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, el senador nacional Martín Lousteau y el mandatario jujeño Gerardo Morales, entre otros. El jueves, el candidato de Dar el Paso irá a Pergamino y San Nicolás.

El plan de Santilli

Hoy, Santilli se mostró con Mauricio Macri en Bahía Blanca y Punta Alta. Ambos compartieron un encuentro con padres que reclamaron por la vuelta de las clases presenciales, y asistieron a un acto con fiscales y voluntarios de JxC. Fue la segunda aparición del expresidente en la campaña bonaerense de Juntos. Hace un puñado de semanas se había mostrado en Tres de Febrero con el candidato de Pro. “Su participación ha sido muy valiosa”, aseguró Santilli a LA NACION.

Cerca de Santilli se entusiasman con los últimos sondeos que llegaron al centro de comando del larretismo: creen que la diferencia entre la lista de Es Juntos y la nómina de Dar el Paso será superior a los cinco o seis puntos. Afirman que Santilli “está mejor” que Manes en la tercera sección electoral -en cambio, dicen, en la cuarta lucen rezagados- y que recibieron buenos números del interior de la provincia. “Estamos ganando”, se envalentona uno de los alfiles de Pro en Buenos Aires. El jueves recibirán el último “trackeo” antes de la elección.

En el espacio de Manes insisten en que los números que maneja el macrismo no son fiables: advierten que los encuestadores hablan de una elección impredecible por el clima de apatía y el malestar social con la dirigencia política. “Hay mucha incertidumbre. Vemos una inconsistencia entre lo que pasa en las calles y lo que muestran las encuestas”, apunta una fuente de la fuerza. A su vez, destacan, Manes logró aumentar su nivel de conocimiento con el correr de la campaña. Incluso en la mesa chica del científico bromean con un dato tras otro traspié de Victoria Tolosa Paz, la candidata del kirchnerismo en Buenos Aires, quien sostuvo que el derrumbe de las Torres Gemelas estaba en la carta astral de EE.UU.: “Una astróloga vaticinó un triunfo de Facundo”, soltó entre risas un colaborador del médico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.