La facturación de PSA cayó un 24,75 % en los tres primeros trimestres

Agencia EFE
·2  min de lectura

París, 28 oct (EFE).- PSA facturó 40.573 millones de euros entre enero y septiembre, lo que significa una caída del 24,75 % respecto al mismo periodo de 2019, aunque en el tercer trimestre la caída del grupo automovilístico francés se limitó al 0,8 % con 15.453 millones, una muestra evidente de recuperación.

De hecho, la división automovilística registró un incremento del volumen de negocios del 1,2 % entre julio y septiembre hasta 11.964 millones de euros, destacó PSA este miércoles en un comunicado.

Ese incremento lo atribuyó, sobre todo, al éxito de los últimos modelos que ha lanzado, en particular el Peugeot 208, el Peugeot 2008, el Opel Vauxhall Corsa y el Citroen C5 Aircross PHEV.

La renovación de la gama aportó un incremento del 5,8 % a los ingresos de la división automovilística, a lo que se añadieron los efectos positivos de la subida de precios (1,5 %), del alza de la venta de componentes a grupos asociados (0,1 %) y otros elementos (2,7 %).

Todo eso compensó el impacto negativo de las variaciones de divisas (-2,1 %), sobre todo por la depreciación de la libra turca y del peso argentino, y el bajón de las ventas de coches.

En el tercer trimestre, el grupo francés comercializó 588.576 vehículos, un 12,7 % menos que en el mismo periodo de 2019.

En los nueve primeros meses del año, el retroceso de las matriculaciones fue del 37,1 % con 1.621.829 coches.

La filial de componentes Faurecia vio reducida su cifra de negocios tanto en el tercer trimestre (3.874 millones de euros, frente a 4.185 millones) como en los nueve primeros meses del ejercicio (10.043 millones frente a 13.157 millones).

PSA mantiene su objetivo de alcanzar un margen operativo corriente medio superior al 4,5 % en su división automovilística para el periodo 2019-2021.

(c) Agencia EFE