Facebook limita la visibilidad de las publicaciones del Ejército de Birmania

Bangkok, 12 feb (EFE).- Facebook anunció este viernes que reducirá la distribución de los contenidos publicados por el Ejército de Birmania, que el 1 de febrero tomó el control del país con un golpe de Estado, y otras cuentas asociadas al mando castrense, que ordenó la semana pasada bloquear el acceso a esta red social.

La multinacional tecnológica acusa a los militares de la "continua divulgación de información falsa" desde la asonada a través de varios perfiles, apunta en un comunicado.

La medida, que no contempla eliminar las cuentas, busca reducir el número de personas que puedan ver los contenidos publicados por los perfiles oficiales manejados por el Ejército y uno de sus portavoces.

"Esta misma acción se aplicará a cualquier página adicional que controle el Ejército y que viole repetidamente nuestras políticas de desinformación", apunta Facebook.

Las páginas del Ejército birmano dejarán de aparecer como "recomendadas" y las agencias gubernamentales no podrán solicitar la retirada de contenidos en Facebook.

La red social, la más utilizada en Birmania con una estimación de 22 millones de usuarios, se compromete además a "proteger la libertad de expresión de decenas de millones de ciudadanos birmanos".

El Ejército de Birmania, que ya gobernó el país con puño de hierro desde 1962 hasta 2011, ordenó a las operadoras de telecomunicación el jueves de la semana pasada que bloquearan el acceso a Facebook, y otras plataformas vinculadas con la multinacional, con el objetivo de preservar la "estabilidad" del país.

Sin embargo, muchos burlan la prohibición a través de VPN, programas que permiten evitar los controles y acceder a páginas restringidas.

El Gobierno militar, encabezada por el general Min Aung Hlaing, justifica la toma de poder por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre en los que la Liga Nacional para la Democracia, el partido liderado por la nobel de la paz y depuesta líder democrática Aung San Suu Kyi, arrasó, como ya hizo en 2015.

Al menos 262 personas han sido detenidas por las autoridades entre el día de la asonada y este jueves, incluidas 21 que ya han sido liberadas, apunta la última actualización de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos.

(c) Agencia EFE