Fósiles y herramientas de California podrían reescribir historia humana en el Nuevo Mundo

Por Will Dunham
El retirado paleontólogo del Museo de Historia Natural de San Diego Richard Cerutti (a la izquierda en la imagen) y el director del museo Tom Deméré comparando huesos de mastodonte en una imagen cedida a Reuters. Investigadores dijeron el miércoles que herramientas de piedra y huesos rotos de mastodonte hallados en California muestran que los humanos llegaron a América hace unos 130.000 años, mucho antes de lo conocido previamente, en lo que podría ser uno de los mayores descubrimientos arqueológicos en América. San Diego Natural History Museum/Handout via REUTERS

Por Will Dunham

WASHINGTON (Reuters) - Investigadores dijeron el miércoles que herramientas de piedra y huesos rotos de mastodonte hallados en California muestran que los humanos llegaron a América hace unos 130.000 años, mucho antes de lo conocido previamente, en lo que podría ser uno de los mayores descubrimientos arqueológicos en América.

Los investigadores calificaron cinco herramientas rudimentarias -cabezas de martillos y yunques- descubiertos en el condado de San Diego junto a huesos fósiles del pariente prehistórico del elefante como evidencia convincente, aunque circunstancial, de la presencia de nuestra especie o de un primo extinto, como los Neanderthal.

El paleontólogo del Museo de Historia Natural de San Diego Tom Deméré dijo que, hasta ahora, la fecha más antigua aceptada para la presencia humana en el Nuevo Mundo era de 14.000 a 15.000 años y que el sitio en San Diego es unas 10 veces más antiguo.

El hallazgo reescribiría radicalmente lo que se sabe sobre la llegada de los humanos al Nuevo Mundo, aunque algunos científicos no involucrados en el estudio manifestaron su escepticismo.

"Si la data de 130.000 años de antigüedad es genuina, entonces este es uno de los mayores descubrimientos en la arqueología americana", opinó el arqueólogo paleolítico John McNabb, de la Universidad de Southampton, que no estuvo involucrado en la investigación y que dijo estar "aún un poco escéptico".

No se hallaron restos humanos, pero el uso y marcas de impacto en las herramientas de piedra y la forma en que están quebrados los huesos y molares del mastodonte -aparentemente, de manera deliberada poco después de la muerte del animal- convenció a los investigadores de que los responsables habían sido humanos.

Los científicos realizaron experimentos usando herramientas comparables sobre huesos de elefante y lograron patrones de fractura similares.

"Aquí había personas rompiendo los huesos de las extremidades de este mastodonte, retirando algunas de las piezas grandes y gruesas de los huesos de extremidades de mastodontes, probablemente para fabricar herramientas, y también podrían haber extraído parte de la médula como alimento", dijo el arqueólogo Steven Holen, del Centro para la Investigación Paleolítica Estadounidense en Dakota del Sur.

El geólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos, James Paces, usó los métodos más modernos para calcular antigüedad para determinar que los huesos de mastodonte, esmalte dental y colmillos tenían 131.000 años, con un margen de error de más/menos 9.000 años.

Nuestra especie, el Homo sapiens, apareció por primera vez en África hace unos 200.000 años y luego se propagó por el mundo. El momento de su llegada al Nuevo Mundo ha sido materia de debate. Datos genéticos sugieren que fue hace unos 23.000 años, aunque no existe evidencia arqueológica.

(Editado en español por Patricio Abusleme)