Fósil de dinosaurio “bellamente conservado” dentro de su huevo, revela una postura “parecida a la de un pájaro”

·3  min de lectura

Un embrión fosilizado de dinosaurio bien conservado, todavía dentro de su huevo, le proporciona a los paleontólogos nuevos conocimientos sobre los vínculos evolutivos entre las aves y los dinosaurios modernos.

El embrión de oviraptosaurio de 72 a 66 millones de años de antigüedad, encontrado en Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el sur de China, revela que las criaturas adoptaban una postura de plegado distintiva antes de nacer.

El análisis del fósil, llamado “Baby Yingliang”, en honor al nombre de la empresa china que compró el huevo hace unos 20 años, mostró que la cabeza del embrión está debajo de su cuerpo, con los pies a ambos lados y la espalda doblada a lo largo del extremo chato del huevo.

Los investigadores dijeron que antes este comportamiento era considerado exclusivo de las aves.

Surge la posibilidad de que esta posición de plegado antes de la eclosión haya evolucionado primero entre los terópodos no aviares durante el período Cretácico.

El equipo de investigación de instituciones de China, el Reino Unido y Canadá declaró que este fósil estaba entre los embriones de dinosaurio más completos jamás encontrados.

“La mayoría de los embriones de dinosaurios no aviares conocidos están incompletos y con esqueletos desarticulados”, comentó Waisum Ma de la University of Birmingham.

“Nos sorprendió ver este embrión bellamente conservado dentro de un huevo de dinosaurio, tendido en una postura como la de un ave. Esta postura no había sido reconocida antes en dinosaurios no aviares”.

“Los embriones de dinosaurios son algunos de los fósiles más raros y la mayoría de ellos están incompletos con los huesos dislocados”, añadió.

“Estamos muy entusiasmados con el descubrimiento de Baby Yingliang: se conserva en excelentes condiciones y nos ayuda a responder muchas preguntas sobre el crecimiento y la reproducción de los dinosaurios”.

“Es interesante ver este embrión de dinosaurio y un embrión de pollo posar de manera similar dentro del huevo, lo que tal vez indique comportamientos similares antes de la eclosión”.

El embrión del espécimen de ovoraptosaurio es uno de los embriones de dinosaurio mejor preservados de los que se tiene noticia (Xing et al 2021)
El embrión del espécimen de ovoraptosaurio es uno de los embriones de dinosaurio mejor preservados de los que se tiene noticia (Xing et al 2021)

Se identificó al embrión como un oviraptorosaurio por su cráneo profundo y desdentado.

Los oviraptorosaurios son un grupo de dinosaurios terópodos emplumados, bastante relacionados con las aves modernas, conocidos del Cretácico en Asia y América del Norte.

Es probable que sus formas variadas de pico y tamaños corporales les hayan permitido adoptar una amplia gama de dietas, que incluyen herbívoras, omnívoras y carnívoras, aclaró el equipo de investigación.

Se sabe que las aves modernas adoptan una serie de posturas plegadas, en las que doblan el cuerpo y colocan la cabeza bajo el ala, poco antes de la eclosión. Los embriones que no logran estas posturas tienen una mayor probabilidad de morir debido a una eclosión fallida.

Al comparar el espécimen con los embriones de otros terópodos, dinosaurios saurópodos de cuello largo y aves, los investigadores ahora sugieren que el comportamiento de plegado puede haber evolucionado por primera vez en los dinosaurios terópodos hace muchas decenas o cientos de millones de años.

Dijeron que los descubrimientos adicionales de fósiles de embriones serían invaluables para probar más esta hipótesis.

El profesor Steve Brusatte de la University of Edinburgh, parte del equipo de investigación, declaró: “Este embrión de dinosaurio dentro de su huevo es uno de los fósiles más hermosos que he visto en mi vida”.

“Este pequeño dinosaurio prenatal se parece a un pajarito acurrucado en su huevo, lo que es una prueba más de que muchos rasgos característicos de las aves actuales evolucionaron por primera vez en sus ancestros dinosaurios”.

La investigación se publica en la revista iScience.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.