Félix Gallardo, el "Jefe de Jefes", busca salir de prisión

·3  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., julio 18 (EL UNIVERSAL).- El juicio de amparo con el que Miguel Ángel Félix Gallardo, exsocio de Rafael Caro Quintero, busca continuar purgando su condena en prisión domiciliaria se encuentra en su etapa final y entre las pruebas aportadas por su defensa se encuentran los resultados del Protocolo de Estambul que se aplicó al narcotraficante para demostrar que ha sufrido tortura durante su cautiverio.

Con dos sentencias en su contra que suman casi 76 años por tráfico de drogas y el asesinato del agente de la DEA Enrique "Kiki" Camarena, Félix Gallardo ha promovido al menos tres juicios de amparo para obtener prisión domiciliaria y abandonar el penal de Puente Grande, Jalisco, argumentando que su salud está muy deteriorada.

---Corte rechaza revisar sentencia de 40 años contra Félix Gallardo, "El jefe de jefes"

Tribunal rechaza impugnación de Félix Gallardo, "El jefe de jefes", contra pena de 40 años

La última vez que se le negó este beneficio al llamado "Jefe de jefes" fue a finales de 2021, a pesar de que incluso el director general del Sistema de Prevención y Reinserción Social del gobierno del estado, Antonio Pérez Juárez, señaló que el reo estaba preparado y que jurídicamente lo merecía.

Ahora, la defensa de Félix Gallardo alega que fue torturado durante su estancia en la cárcel y por ello se solicita la prisión domiciliaria; en mayo pasado el juez que lleva el caso admitió como prueba los resultados del Protocolo de Estambul aplicado al capo y que señalan que "Con base en el análisis e integración de los resultados de la evaluación, se concluye que, al momento de la evaluación de (Félix Gallardo) presenta datos clínicos de haber estado expuesto a una situación traumática prolongada, compleja y acumulativa que se originó al momento de su detención y se ha extendido en el tiempo durante su reclusión penitenciaria. Por lo anterior, con base en los referidos estudios, se advierten posibles actos de tortura".

Aunque durante la etapa del desahogo de pruebas la defensa también solicitó que se admitiera como prueba las constancias de salud de Félix Gallardo, el juez señaló se negó argumentando que "en virtud de que el acto reclamado materia de la presente litis consiste en la tortura física y psicológica, consistentes en los malos tratos, crueles e inhumanos, degradantes e intimidatorios y con los elementos probatorios que fueron allegados por la autoridad responsable así como la parte quejosa se encuentra demostrada la existencia del mismo, por lo que resultaría ocioso y no idóneo la solicitud de dicha prueba, dada la finalidad que pretende acreditar con su exhibición".

El fin de semana pasado, Félix Gallardo fue excarcelado del Reclusorio Metropolitano de Puente Grande para llevarlo al Hospital Civil de Guadalajara para hacerle unos estudios debido a que ha perdido la vista en un ojo y la audición en un oído.

Según el expediente 623/2021 que se desahoga en el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal con sede en Puente Grande, ha concluido la etapa de alegatos del juicio y sólo resta que el juez dicte su resolución.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.