¿Policía corrupto o enemigo del cartel? Inicia juicio en EEUU contra exzar antidrogas de México

Imagen de archivo. El secretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, en una reunión en 2012.

Por Luc Cohen

NUEVA YORK, 23 ene (Reuters) -Fiscales estadounidenses señalaron el lunes a un exalto funcionario mexicano en un juicio de presuntamente aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa para traicionar a su país, mientras que su defensa dijo que los acusadores estaban siendo engañados por narcotraficantes en busca de venganza.

Genaro García Luna, director de la Agencia Federal de Investigación de 2001 a 2005 y secretario de Seguridad Pública de 2006 a 2012, le dio al Cartel de Sinaloa información sobre sus rivales y salvoconductos para cargamentos de drogas a cambio de decenas de millones de dólares, dijeron los fiscales.

El exfuncionario fue arrestado en 2019 en Texas y se declaró no culpable en 2020 de cinco cargos, entre ellos conspiración para distribuir cocaína.

Durante los alegatos de apertura del juicio el lunes, el fiscal Philip Pilmar señaló que el exsecretario hizo algunos arrestos y confiscó algunas drogas para mantener las apariencias, pero en realidad estaba en la nómina del cartel que una vez estuvo a cargo de Joaquín "El Chapo" Guzmán.

"El acusado tomó su dinero y traicionó su juramento a su país", denunció Pilmar. "La persona que se suponía que estaba a cargo de combatir al Cártel de Sinaloa era en realidad su activo más valioso", agregó.

Pilmar anunció que los fiscales llamarían como testigos a exmiembros del cártel que desde entonces se declararon culpables y acordaron cooperar con su investigación.

César de Castro, el abogado defensor del inculpado, sostuvo que esos testigos estaban mintiendo para rebajar sus sentencias y vengarse del hombre responsable de sus arrestos.

"¿Qué mejor venganza que enterrar al hombre que lideró la guerra contra los cárteles?", afirmó De Castro al jurado. "No dejes que los miembros del cartel te la jueguen".

Durante su tiempo en el cargo, García Luna trabajó de cerca con las agencias antinarcóticos y de inteligencia de Estados Unidos. De Castro mostró al jurado fotografías de su defendido con el expresidente Barack Obama, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el exfiscal general Eric Holder.

TRES MILLONES DE DÓLARES EN UNA MALETA

García Luna, quien dirigió la seguridad pública bajo el mandato del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), es uno de los funcionarios mexicanos de más alto rango en ser acusado de ayudar a grupos de narcotraficantes.

Tras su detención, el expresidente Felipe Calderón, quien envió a las Fuerzas Armadas a combatir a los narcotraficantes y aplicar medidas drásticas contra el crimen organizado, expresó su profunda conmoción y dijo desconocer por completo lo que presuntamente hizo su exsecretario de Seguridad.

El exmandatario pidió que se aplique "todo el peso de la ley" en caso de que el acusado sea declarado culpable.

Durante el juicio de Guzmán en 2018, el hermano de uno de sus socios testificó que había dado a García Luna una maleta que contenía tres millones de dólares en 2005 o 2006, y le pagó otros entre tres y cinco millones de dólares en 2007. El aludido calificó esas acusaciones de "difamación" y sin pruebas.

Guzmán fue condenado a cadena perpetua en 2019 tras su condena en Brooklyn por cargos de narcotráfico y conspiración de asesinato. Está recluido en una prisión de alta seguridad "Supermax" (de súpermaxima seguridad) en Colorado.

(Reporte de Luc Cohen en Nueva York; Reporte adicional de Lizbeth Diaz en Ciudad de México; Editado por Noeleen Walder y Alistair Bell, Traducido por Raúl Cortés Fernández)