El exvocero de Trump Sean Spicer, de la Casa Blanca al concurso "Dancing with the Stars"

LA NACION

Fueron solo seis meses. Ese fue el tiempo que Sean Spicer, de 47 años, estuvo en la Casa Blanca. Fue el primer secretariode prensa de Donald Trump. Pero no duró: por algunos errores y choques con el presidente de Estados Unidos el hombre abandonó el cargo tras apenas medio año. Fue una sorpresa entonces, una de las primeras renuncias de la administración Trump. Ahora también lo es.

Es que el político es la última estrella del programa Dancing With the Stars (similar al "Bailando" de la Argentina), de la cadena estadounidense ABC. Debutó ayer y fue uno de los temas más fuertes de la noche. Con pantalón blanco y camisa verde flúo con volados bailó salsa y recibió aplausos y algunas críticas.

Al comienzo de su perfomance, publica el diario El País, el otrora secretario de la Casa Blanca simuló que tocaba unos bongos y así comenzó a bailar el tema "Spice up your life", de las Spice Girls. Fue celebrado con serpentinas de colores, sin embargo sus pasos dejaron un poco que desear. No siempre pudo acompañar a su partenaire en el ritmo, que antes ya había advertido en un video: "Su habilidad para el baile es de nivel de preescolar".

El jurado le dio la razón a la bailarina y le puso un 12 sobre 30, lo que lo dejó en el penúltimo puesto de la clasificación.

Spicer se hizo conocido en su gestión por ser uno de los primeros en acusar a los medios de mentir constantemente. De hecho, fue uno de los protagonistas de la pelea por la polémica foto de la asunción de Trump en enero de 2017 y las referencias a la cantidad de asistentes.

Además, insultó a varios periodistas. Por ejemplo, a Jim Acosta de CNN, sobre quien dijo que tenía "cero inteligencia".

Pese a las críticas que recibió por integrarse a la fila del programa de baile entre celebrities, la decisión de Spicer no parece ir en contra de la costumbre del presidente, que antes de llegar al Salón Oval había liderado shows televisivos en su rol de magnate.