Extranjeros pueden beneficiarse del Focine para hacer cine mexicano

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 28 (EL UNIVERSAL).- El Instituto Mexicano de Cinematografía reiteró, la mañana de este jueves, que las personas físicas extranjeras pueden participar para pedir apoyos en el Focine, el recién creado fomento de apoyo al cine mexicano.

Mientras personas extranjeras pueden dirigir un proyecto, lo cual no se podía con el extinto Fidecine que funcionó por 20 años, personas extranjeras pueden crear una compañía mexicana o asociarse con un productor nacional que pida los recursos.

El pasado fin de semana la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, la Red de Documentalistas y la Asociación Mexicana de Productores Independientes, entre otros grupos de la comunidad audiovisual, lanzaron una misiva donde hacían un extrañamiento a María Novaro, directora del Imcine y Alejandra Frausto, titular de la Secretaría de Cultura, al considerar que se excluía a los cineastas extranjeros con calidad migratoria de residentes en México.

José Miguel Álvarez, coordinador técnico del Imcine, subrayó este jueves durante la segunda jornada de reuniones explicativas del Focine, que los extranjeros si pueden participar.

"Nos iremos a Ley Federal de Cinematografía que determina que una película es mexicana, es una producción nacional, cuando es realizada por personas físicas o morales mexicanas o bajo los acuerdos de coproducción internacional que firma el país.

"En ese sentido y en esta ocasión, este programa de subsidios está dirigido a personas físicas o morales mexicanas; así se venía haciendo con los fideicomisos y recuerden que estamos tratando de darle continuidad y ampliar. Fidecine y Foprocine estaban dirigidos a personas mexicanas, (ahora) con una diferencia a favor de las personas extranjeras y que pueden participar como directoras, directores de las películas apoyadas por Focine, cosa que no era posible en el Fidecine", recordó.

El funcionario subrayó que forzosamente debe aplicar una persona física o moral mexicana a los recursos, dejando abierta la posibilidad de un extranjero pueda abrir una empresa en territorio nacional.

"Abrir una casa productora mexicana y así pueda aplicar, de otra manera tendrá que aplicar una casa productora de aquí y entonces la personas puede participar como director, escritor, en la cantidad de oficios que se involucran en la producción y beneficiarse también de Focine.

"Y por otro lado está abierta siempre este programa de coproducción internacional, así que las personas extranjeras pueden coproducir con el productor mexicano que aplique a Focine", destacó Álvarez.

El Fomento al Cine Mexicano abrió sus 12 convocatorias el pasado 15 de enero, para cerrar a mediados de febrero. Hay 103 millones de pesos para repartir entre los proyectos beneficiados que serán elegidos por consejos evaluadores integrados por miembros de la comunidad cinematográfica.

Focine ocupa el sitio de apoyo que tenían hasta el año pasado el Fidecine y Foprocine, que respaldaban proyectos de índole comercial y autoral, respectivamente, extinguidos tras apoyar más de 700 largometrajes, por órdenes presidenciales.

La principal diferencia es que sólo habrá una convocatoria anual y que los recursos otorgados deben gastarse este mismo año, sino tendrán que devolverse a las arcas nacionales.