Los extraños secretos del pasadizo de 360 años descubierto tras una puerta oculta en el parlamento británico

Brian Wheeler - BBC News
El presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, posa al salir de una cámara secreta que oculta un pasadizo de 360 años redescubierto durante los trabajos de renovación del Parlamento en Londres.

Un pasadizo olvidado utilizado por primeros ministros y luminarias políticas, y cerrado por trabajadores victorianos, fue descubierto en el palacio de Westminster, sede del Parlamento de Reino Unido.

Los historiadores que trabajan en la renovación de la Cámara de los Comunes lo encontraron escondido en una cámara secreta.

Fue creado para la coronación de Carlos II, en 1660, para permitirle a los invitados el acceso a un banquete de celebración en Westminster Hall, el edificio al lado de la moderna Cámara de los Comunes.

Tras ser utilizado por generaciones de parlamentarios y políticos notables como la entrada principal a la Cámara de los Comunes, fue bloqueado y luego quedó ocultó entre los gruesos muros del antiguo edificio.

En 1950, durante reparaciones por el daño que causaron los bombardeos nazis en la Segunda Guerra Mundial, el pasadizo fue redescubierto, pero luego lo cerraron nuevamente y cayó en el olvido, hasta ahora.

"Decir que nos sorprendimos es quedarse corto", le dijo a la BBC Mark Collins, historiador del predio del Parlamento.

"Me quedé asombrada; es una muestra de que el palacio de Westminster todavía tiene muchos secretos guardados", comentó Liz Hallam Smith, consultora histórica del equipo de arquitectura y patrimonio del Parlamento.

El corredor "era por donde habría pasado la procesión del presidente camino a la Cámara de los Comunes, así como muchos parlamentarios a lo largo de los siglos, por lo que es un espacio de un valor histórico enorme".

Aunque una placa erigida en Westminster Hall en 1895 marca el lugar donde una vez estuvo la puerta, como señala Smith, "casi no se sabía nada al respecto".

Se encontraba detrás de una gruesa mampostería, a un lado, y paneles de madera, que se extienden a lo largo de un claustro del período Tudor (1485-1603), en el otro lado.

Hasta hace tres años, el claustro había sido utilizado como oficinas por el Partido Laborista, y antes de eso, había sido un guardarropa para parlamentarios.

El claustro donde se descubrió la puerta de la cámara.

Fue Smith quien descubrió la evidencia de la existencia de una pequeña puerta de acceso secreta en los paneles del claustro.

"Estábamos rastreando 10.000 documentos sin catalogar relacionados con el palacio en los Archivos Históricos de Inglaterra cuando encontramos planes para la puerta en el claustro detrás de Westminster Hall.

"Al examinar de cerca los paneles, nos dimos cuenta de que había un pequeño orificio de latón que nadie había notado antes, pues se pensó que se trataba de una caja de electricidad".

El equipo le pidió ayuda al cerrajero del Parlamento quien, con cierta dificultad, pudo abrir la puerta del panel de madera, para revelar una pequeña cámara con piso de piedra, con una puerta tapiada en la pared del fondo.

Parte de la puerta tapiada en la cámara oculta.

Descubrieron las bisagras originales para dos puertas de madera de 3,5 metros de altura, que se habrían abierto para dar paso a Westminster Hall.

También encontraron un graffiti que data de la reconstrucción del Parlamento, en un estilo neogótico, después del incendio en 1834 que destruyó gran parte del palacio medieval.

Las marcas garabateadas con lápiz, dejadas por los hombres que ayudaron a bloquear el pasillo a ambos lados en 1851, decían: "Esta habitación fue cerrada por Tom Porter, que era muy aficionado a la Ould Ale (las cervezas oscuras y maltosas inglesas)".

El grafiti a lápiz que data de la década de 1850 todavía es visible.

Luego nombra a los testigos de "los artículos de la pared", evidentemente los albañiles del arquitecto Sir Charles Barry que habían brindado con Porter para marcar la clausura de la habitación.

Los hombres pueden ser rastreados en los resultados del censo de 1851 como Richard Condon, James Williams, Henry Terry, Thomas Parker y Peter Dewal.

Finalmente, el grafiti señala: "Estos albañiles fueron empleados para reparar el claustro el 11 de agosto de 1851, verdaderos demócratas".

Esta referencia a los "verdaderos demócratas" indica que el grupo era parte del movimiento cartista, que hizo campaña para que todos los hombres de 21 años tuvieran un voto, y para que los aspirantes a diputados pudieran presentarse como candidatos incluso si no poseían propiedades.

"Los albañiles de Charles Barry eran subversivos", señaló Smith.

"Habían estado involucrados en varias disputas mientras se construía el Palacio. Pero también estaban festejando porque acababan de terminar la primera restauración importante de estos hermosos claustros estilo Tudor".

Otra sorpresa le esperaba al equipo de historiadores al cruzar la puerta: pudieron iluminar la habitación.

La bombilla sigue funcionando 70 años más tarde.

Un interruptor de luz, probablemente instalado en la década de 1950, prendía una bombilla grande de Osram marcada como 'Propiedad gubernamental de HM (Her Majesty, o su majestad)'.

El equipo está ansioso por aprender más sobre la historia de esta resistente bombilla.

Respecto a la puerta, Collins señaló que las investigaciones posteriores le aseguraron que databa de al menos hace 360 años.

La placa en Westminster Hall puede no ser del todo precisa, según el equipo.

Las pruebas de dendrocronología revelaron que las vigas del techo sobre la pequeña habitación fueron hechas con árboles talados en 1659, lo que coincidía con los informes sobrevivientes que decían que la puerta se hizo en 1660-61 para el banquete de coronación de Carlos II.

Esto contrasta con las palabras en la placa de bronce en Westminster Hall, que indican que el pasillo fue utilizado en 1642 por Carlos I, cuando intentó arrestar a cinco parlamentarios, lo que los investigadores creen que no es exacto.

Collins dijo que los planes que llevaron al hallazgo ahora serán digitalizados como parte del programa de Restauración y Renovación del Parlamento.

"Hemos disfrutado descubriendo el misterio de la puerta secreta, y sin duda el palacio aún tiene muchos más secretos más", agregó.

"Esperamos compartir la historia con los visitantes al Parlamento cuando el edificio finalmente sea restaurado a su antigua gloria, para que no se vuelva a olvidar nunca más".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gFkihTytGRU