Las extrañas teorías de conspiración que surgieron en el juicio de Ghislaine Maxwell

·3  min de lectura

El juicio por tráfico sexual de la socialite británica Ghislaine Maxwell ha generado la fascinación de los teóricos de conspiración por ella y Jeffrey Epstein.

Las relaciones de la pareja con la riqueza, el lujo y las personas poderosas, combinadas con el suicidio de Epstein en la cárcel luego de su sentencia, han alimentado durante mucho tiempo a los sabuesos aficionados que buscan una perspectiva más amplia.

Muchos de ellos se enfocaron en el juicio de Maxwell, en el que la acusaron de reclutar y someter a manipulación pederasta a niñas para que Epstein abusara de ellas.

Las acusaciones contra Epstein y Maxwell también provocaron una oleada de fotos manipuladas que los mostraban posando con celebridades y políticos famosos.

USA TODAY desacreditó imágenes que afirman mostrar a Epstein posando con el presidente Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y el presidente del tribunal John Roberts, según informes del periódico.

Pero las conspiraciones no acaban ahí.

En otra afirmación extraña, la muerte del primer director artístico negro de Louis Vuitton, Virgil Abloh, ocurrió un día antes de que comenzara el juicio de Maxwell, y lo vincularon en un meme al proceso judicial.

Se alegó que Abloh era un acusado en el juicio, y los usuarios de las redes sociales nombraron a otros “acusados” como Beyoncé, aunque Maxwell fue la única acusada mencionada en el caso.

Los usuarios de las redes sociales también compartieron afirmaciones miles de veces, por error, de que los directores ejecutivos de Twitter, Walmart y CNBC habían renunciado.

Sigue las actualizaciones en vivo sobre el juicio de Ghislaine Maxwell

Sin embargo, las teorías de conspiración empezaron mucho antes del juicio de Maxwell, y la muerte de Epstein en la cárcel en 2019 lo único que hizo fue avivarlas. La muerte del financiero se consideró un suicidio.

Las teorías de conspiración iban desde afirmaciones de que personas poderosas lo habían matado en la cárcel para evitar que el financiero y delincuente sexual declarado culpable revelara nombres, hasta la idea de que Epstein fue sacado de la celda para vivir el resto de su vida en secreto y lujo.

Algunos hechos que no ayudaron fueron que, luego de la muerte de Epstein, acusaron a los guardias de eludir sus deberes, algunos vídeos de la cárcel eran inservibles y Epstein cambió su testamento poco antes de su muerte.

Tras la noticia de que estaba muerto, las redes sociales se llenaron de afirmaciones de que “Epstein no se suicidó”.

“La gente no está creyendo la historia del suicidio”, decía un tuit.

Otro comentaba: “Epstein está vivo en una playa en algún lugar del Medio Oriente”.

Las autoridades intentaron apagar los rumores, pero Eric Oliver, un profesor de la Universidad de Chicago que estudia las teorías de conspiración, le dijo a la AP (Associated Press) tres meses después de la muerte de Epstein que era probable que ninguna cantidad de pruebas cambiaría la opinión de algunas personas.

“Cuando ya existe este tipo de profunda desconfianza del sistema político, de las instituciones políticas, de los medios de comunicación, es probable que cualquier tipo de canal oficial que busque revertir esta creencia sea considerado sospechoso”, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.