“¿Ya me extrañan?”: el insólito discurso de Trump en un casamiento en Mar-a-Lago

·3  min de lectura
La primera dama saliente de Estados Unidos, Melania Trump, sonríe al presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, al concluir el último día de la Convención Nacional Republicana desde el jardín sur de la Casa Blanca el 27 de agosto de 2020 en Washington, DC
La primera dama saliente de Estados Unidos, Melania Trump, sonríe al presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, al concluir el último día de la Convención Nacional Republicana desde el jardín sur de la Casa Blanca el 27 de agosto de 2020 en Washington, DC

El fin de semana hubo fiesta en Mar-a-Lago. La residencia de lujo en la que se instaló el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, también un hotel, está ubicada en Florida y tiene salones ideales para celebrar un casamiento y el sábado una pareja dio el sí allí. Y el republicano dijo presente. De hecho, no solo estuvo en el lugar sino que dio un breve discurso político.

De acuerdo a las imágenes publicadas por la cadena CNN, Trump no tuvo pudor en agarrar el micrófono, vestido con smoking, y asegurar frente a ese público, los invitados a la fiesta, una vez más que no perdió las elecciones presidenciales que llevaron al demócrata Joe Biden a la Casa Blanca.

Forbes: cómo quedó la fortuna de Donald Trump después de dejar la presidencia

“Nosotros obtuvimos 75 millones de votos”, aseguró el exmandatario en plena fiesta y sumó que le había dicho que con 66 millones iba a obtener la victoria pero después denunció, como hace desde noviembre del año pasado, que los comicios fueron fraudulentos y que los centros de votación cerraron antes de tiempo. Deslizó que esa fue una maniobra en su contra. Tampoco hizo alusión a los 81 millones de votos que recibió Biden.

En su pequeño discurso en medio del festejo, Trump además habló de las acciones del nuevo presidente ante la banda que esperaba que terminara para comenzar a tocar. “Ya saben, recibí noticias de la frontera, de China, también me hablaron de Irán. ¿Cómo nos va con Irán? ¿Qué le parece?”, indicó sobre la tensión con el régimen iraní por las sanciones económicas y los reclamos a Washington.

“Bueno, estaban listos para hacer un trato, habrían hecho cualquier cosa, habrían hecho cualquier cosa, y este tipo va y retira las sanciones y luego dice: ‘Nos encantaría negociar ahora’ e Irán responde que no está tratando con Estados Unidos en absoluto y es que ellos no quieren tratar con nosotros”, agregó según detalla asimismo el diario The Guardian.

A continuación, se refirió al vínculo con China. “Con ellos pasa lo mismo, nunca nos trataron de esa manera, ¿verdad?”, dijo en referencia a su gestión y a cómo él manejó la relación bilateral.

Trump aprovechó el micrófono también para hablar de la crisis dentro del país y no esquivó el tema de las fronteras. Partidario de una política dura para con los inmigrantes, aseveró: “Vieron lo que pasó hace unos días en la frontera, fue terrible, eso no es bueno. La frontera es la peor que se haya visto jamás, y lo que ven ahora deben multiplicarlo por diez”, indicó al respecto de la llegada masiva de inmigrantes en medio de la pandemia de coronavirus, que tiene a Estados Unidos como la nación más afectada del mundo.

Y añadió: “¿Qué les está pasando a los niños? Están viviendo en la miseria, nunca hubo nada como lo que se ve ahora. Son miles y miles de personas viniendo de Sudamérica y va a ser, ya es un desastre”.

Asimismo Trump resaltó que la situación “es un desastre humanitario desde su punto de vista” y continuó que “va a destruir el país”. “Francamente, el país no puede permitírselo porque estamos hablando de cantidades masivas, simplemente increíblemente masivas, que afectarán nuestros sistemas escolares, nuestros sistemas hospitalarios, todo”.

Sin antes saludar a los novios, decir que estaba feliz de que hubiera elegido Mar-a-Lago para celebrar, que hacían una pareja hermosa, el expresidente cerró con una pregunta: “¿Ya me extrañan?” y enseguida comenzaron los aplausos de todos los invitados.