Extienden otra vez la prohibición de despidos y regirá hasta el 30 de junio

·3  min de lectura
Alberto Fernández y su gabinete económico
Presidencia

Durante más de tres horas, Alberto Fernández congregó a los funcionarios del equipo económico en Olivos para analizar la marcha de las medidas de ayuda en el marco de la segunda ola y los indicadores macroeconómicos. El Presidente instruyó a sus ministros a extender la prohibición de despidos hasta el 30 de junio, señalaron altas fuentes oficiales a LA NACION, de modo de sostener esa barrera en alto mientras continúan los azotes de la pandemia por el coronavirus.

El lunes vence el decreto 266/2021 que fijó la prohibición de “efectuar despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor”. Fernández pidió extenderlo por un mes más, hasta fines de junio, mientras se desconoce el alcance que tendrán las medidas restrictivas por el Covid. Además, rige hasta fin de año “la emergencia pública en materia ocupacional” que se dispuso en el decreto de necesidad y urgencia 34/19.

Reunión en Olivos

Las reuniones de gabinete económico suelen estar encabezadas por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Fernández pocas veces ha participado de esas reuniones de trabajo, que suelen ser extensas y técnicas, y prefiere el contacto uno a uno con sus funcionarios, sin un cronograma estable. Sin embargo, con una batería de temas candentes y en medio del confinamiento estricto -Fernández transcurre la semana en la quinta presidencia para “dar el ejemplo”-, la cumbre económica de esta semana mudó su locación a Olivos y fue encabezada por el jefe de Estado.

El encuentro comenzó cerca de las 11 y se extendió hasta las 14. Además de Cafiero, participaron el ministro de Economía, Martín Guzmán; el titular del BCRA, Miguel Pesce; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni entre otros funcionarios.

“Se busca hacer un repaso de todos los números, de la inversión en la cuenta capital, del impacto de los programas. Una reunión de trabajo”, había dicho Cafiero antes de la reunión en Radio 10.

Parte del equipo económico debió al Presidente la marcha de las negociaciones con los actores del rubro de la carne, para evaluar la posibilidad de levantar el cepo a las exportaciones antes de los 30 días, con la amenaza de un desabastecimiento sobre las espaldas.

Fernández decidió cerrar la exportación de carne en un gesto de autoría presidencial ante el pronunciado aumento de los precios en el mercado interno. Ni Guzmán, ni el ministro de Agricultura, Luis Basterra, defendieron públicamente la medida. Por el contrario, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que brindó las explicaciones técnicas de la decisión, dijo que la intención era levantar el cepo lo antes posible y comenzó a trabajar en una negociación con el sector para llegar a un nuevo acuerdo.

Sin embargo, por ahora no hay definiciones. “Tienen que traer una propuesta aceptable”, dijo un importante funcionario en relación a la negociación con el sector exportador.