Extesorero del PP español plantea un careo con Rajoy en juicio por corrupción

Madrid, 8 feb (EFE)- El antiguo tesorero del Partido Popular español (PP, conservador) Luis Bárcenas planteó este lunes un careo judicial con el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que deberá autorizar, si así lo estima, el tribunal que juzga la caja "b" de esta fuerza política.

En la sesión de cuestiones previas del juicio, la defensa de Bárcenas propuso a la Audiencia Nacional la posibilidad de ese cara a cara, en caso de que considere contradictoria la declaración de Rajoy como testigo con lo que asegure el procesado sobre la contabilidad paralela del PP.

Su abogado, Gustavo Galán, apoyó la petición de las acusaciones -ya acordada- de reclamar la declaración de Rajoy como testigo.

Bárcenas, tesorero del PP entre 2008 y 2009, es el principal acusado de esta causa por los delitos de apropiación indebida y falsedad documental, por los que el Ministerio Público pide cinco años de prisión.

Según una carta enviada recientemente por el procesado a la Fiscalía anticorrupción, el conservador Rajoy conocía la existencia de una contabilidad opaca del PP cuando era presidente de este partido y destruyó la documentación que lo acreditaba.

Bárcenas sostiene que, desde 1982, existió un sistema "institucionalizado" de financiación del PP con "percepciones en b" por medio de donativos y que los hechos que se juzgan ahora corresponden al periodo 2004-2008, siendo ya Rajoy presidente del partido.

Según Bárcenas, además de conocer la existencia de la financiación irregular, el exgobernante percibió sobresueldos mensuales extraídos de esa caja "b", al igual que otros dirigentes del partido.

Los donativos que recibía el PP, según él, procedían de personas relacionadas con empresas "beneficiarias de importantes adjudicaciones públicas".

La Fiscalía, por su parte, negó hoy que haya alcanzado pacto alguno con Bárcenas sobre este caso, y consideró que la carta en la que anuncia la voluntad de colaborar con la Justicia "aporta escasas novedades, ninguna sustancial".

Eso no es óbice, añade, para que "sin vinculación a pacto, conformidad o acuerdo alguno, que no se ha producido", la Fiscalía analice "rigurosamente las manifestaciones hechas, junto con las declaraciones que pueda prestar en el juicio oral".

Barcenas ya cumple una condena de 33 años y cuatro meses de cárcel por las "mordidas" o comisiones ilegales que obtuvo de una trama corrupta relacionada también con el PP conocida judicialmente como "Gürtel".

(c) Agencia EFE