Exsenador mexicano Jorge Lavalle será juzgado por los sobornos de Odebrecht

Agencia EFE
·2  min de lectura

Ciudad de México, 13 abr (EFE).- Un juez mexicano imputó este martes al exsenador Jorge Luis Lavalle, exmiembro del conservador Partido Acción Nacional (PAN), por haber recibido presuntamente sobornos de la trama Odebrecht cuando era legislador.

Según el Consejo de la Judicatura Federal, el juez Marco Antonio Fuerte vinculó a proceso a Lavalle, quien está en prisión preventiva desde el pasado viernes, por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Con esto, Lavalle será el primer legislador juzgado acusado de haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht tras la denuncia del exdirector de Pemex Emilio Lozoya, que implicó a decenas de políticos en la trama.

Durante la audiencia, que comenzó el lunes y terminó este martes por la mañana, el juez decidió mantener a Lavalle en prisión preventiva en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México a petición de la Fiscalía General de la República, que estimó riesgo de fuga.

Además, fijó un plazo de tres meses para que se cierre la investigación de los hechos y se celebre una nueva audiencia.

El caso de corrupción de Odebrecht, que ha afectado a buena parte de América Latina, estalló por completo el año pasado en México tras el arresto de Lozoya en España y su posterior extradición a territorio mexicano.

El que fue director de la petrolera estatal Pemex durante parte del mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018) está acusado de haber recibido 10,5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña a cambio de contratos.

Lozoya cerró un pacto con la Fiscalía por el cual acusó a buena parte de la antigua élite política mexicana a cambio de pasar su proceso judicial en libertad.

En una extensa denuncia, el exjefe de Pemex (2012-2016) acusó al expresidente Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda y Exteriores Luis Videgaray de haberle ordenado recibir y gestionar esos sobornos.

Además, aseguró que parte de ese dinero se destinó a comprar voluntades en el Congreso a favor de la reforma energética impulsada por el Gobierno de Peña Nieto en 2013.

Entre los exlegisladores que habrían recibido sobornos están Lavalle, hoy entre rejas, así como los actuales gobernadores de Querétaro y de Tamaulipas, Francisco Domínguez y Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, felicitó en redes a la Fiscalía por la imputación de Lavalle y subrayó el "trabajo coordinado" entre su institución y el Ministerio Público.

(c) Agencia EFE