Exrehenes estadounidenses regresan a EEUU desde Haití

·2  min de lectura
HAITÍ-EEUU-REHENES (AP)
HAITÍ-EEUU-REHENES (AP)

Todas las víctimas de un grupo misionero estadounidense que estuvieron secuestradas en Haití se marcharon del país tras dos meses de calvario, dijo el viernes el dirigente de su organización con sede en Ohio quien extendió una oferta de perdón a los captores.

David Troyer, director general de Christian Aid Ministries, dijo en una declaración por video que un avión de bandera estadounidense despegó el jueves en la tarde de la nación caribeña con los últimos 12 misioneros secuestrados, apenas horas después de que recuperaran su libertad.

“Todos, incluidos un bebé de 10 meses y dos chicos de 3 y 6 años parecen estar razonablemente bien”, señaló Troyer.

Los últimos rehenes fueron dejados en libertad casi dos meses después de que 16 estadounidenses y un canadiense —incluidos cinco niños— fueran secuestrados por la pandilla 400 Mawozo, que había exigido inicialmente un rescate de varios millones de dólares. Otros cinco rehenes fueron dejados en libertad antes.

Troyer no comentó sobre las circunstancias en que las víctimas fueron dejadas libres ni si se pagó algún rescate o si medió hubo alguna acción de socorro, pero agradeció “al gobierno de Estados Unidos y a todos los demás que ayudaron a que regresaran a salvo nuestros rehenes”.

“Gracias por entender nuestro deseo de buscar un enfoque no violento”, agregó sin abundar en detalles.

Christian Aid Ministries (CAM), con sede en Berlin, Ohio, funciona gracias al apoyol de anabaptistas conservadores, una gama de grupos menonitas, amish y otros afines que se caracterizan por la no resistencia al mal, vestimenta sencilla y su separación de la sociedad dominante.

De acuerdo con las enseñanzas anabaptistas, que priman el perdón, Troyer ofreció un mensaje conciliador a los secuestradores.

“Unas palabras para los secuestradores: No conocemos todos los desafíos que enfrentan. Creemos que la violencia y la opresión de otros jamás podrá ser justificada. Ustedes causaron a nuestros rehenes y sus familias mucho sufrimiento”, señaló. “Sin embargo, Jesús nos enseñó que el amor es más fuerte que el odio de la fuerza violenta. Por lo tanto, les extendemos el perdón”.

Troyer señaló que los rehenes habían “orado por sus captores y les contaron sobre el amor de Dios y la necesidad de que se arrepientan".

Los misioneros fueron secuestrados el 16 de octubre poco después de que visitaran un orfanato en Ganthier, en la zona de Croix-des-Bouquets, donde verificaron que el lugar había recibido asistencia de la CAM y jugaron con niños, señaló Troyer.

Las autoridades han dicho que la pandilla 400 Mawozo exigía un rescate de un millón de dólares por cada rehén, aunque se desconoce si la cantidad incluía a los niños. El jefe de la pandilla había amenazado con matar a los rehenes si sus demandas no eran satisfechas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.