Exrector de la UABJO se ampara contra actos de la Fiscalía

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., noviembre 8 (EL UNIVERSAL).- El exrector de la Universidad Autónoma "Benito Juárez" de Oaxaca (UABJO), Eduardo Martínez Helmes, interpuso al menos tres amparos en contra del Juzgado de Control de Cuicatlán y otros, para evitar cualquier orden de aprehensión en su contra, según consta en el Poder Judicial de la Federación.

De acuerdo con una revisión hecha por EL UNIVERSAL, en la lista de acuerdos que publica el Consejo de la Judicatura Federal, uno de los amparos promovidos tiene como fecha 16 de octubre de 2020 y el número de expediente 590/2020. Este recurso legal fue interpuesto contra actos del Juzgado de Control de Cuicatlán, del Poder Judicial del Estado de Oaxaca, así como su incidental.

Un segundo amparo es el radica en el expediente con folio 575/2020, con fecha del 30 de octubre, también de este año, y corresponde a un amparo contra actos de la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción del Estado de Oaxaca.

Mientras que el tercer amparo también se solicitó en contra de actos del Juez de Control de Cuicatlán, y está contenido en el expediente con número 700/200, con fecha 30 de octubre de 2020.

Tras estas solicitudes, el Poder Judicial de la Federación le concedió la suspensión provisional ante cualquier intento de aprehensión por parte de estas dos instancias: el Juez de Control de Cuicatlán y la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción.

"Se concede la suspensión provisional para el efecto de que se mantengan las cosas en el estado que actualmente guardan y el quejoso ***, no sea privado de su libertad con motivo de la orden de aprehensión y/o presentación y/o detención reclamada", señalan los documentos en los que se le concede el amparo.

De acuerdo con dicha información, esta medida cautelar surte sus efectos desde el momento en el que se le concedieron los amparos, y "hasta que se dicte la suspensión definitiva", pero el Poder Judicial de la Federación señala que puede ser revocada, conforme a los artículos 166 párrafo último y 167 de la Ley de Amparo vigente, "si no se cumplen los requisitos de eficacia siguientes…", según se detalla en los acuerdos.

Eduardo Martínez Helmes fue rector de la UABJO entre los años 2012 y 2016, y durante su gestión se han sumado diversas anomalías en las finanzas de la universidad, por lo que se presumen desvíos de recursos. Sólo en 2016, al finalizar el periodo de Martínez Helmes, la Auditoría Superior de la Federación detectó irregularidades por más de 56 millones de pesos.

Además, el exrector recurrentemente es señalado como uno de los personajes que están detrás de diversos actores de la universidad, por lo que se le ha acusado de querer mantener el control de la casa de estudios.