Estos son los expresidentes mexicanos acusados de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa

Estos son los expresidentes mexicanos acusados de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa

El abogado de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Jeffrey Lichtman, declaró que el expresidente mexicano, Enrique Peña Nieto; y el actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), recibieron sobornos millonarios por parte del Cártel de Sinaloa.

Las declaraciones quedaron inscritas en documentos del Departamento de Justicia de EE. UU. fechados el 15 de enero de 2019 y revelados esta semana por el portal Vice News. “En su declaración de apertura, el abogado defensor le prometió al jurado que el juicio revelaría detalles sobre el soborno de personas de alto rango, incluidos varios presidentes de México, asegura el documento.

Y agrega: “¿Cómo se las arregló [‘El Mayo’ Zambada] para convertirse en el mayor narcotraficante del planeta? Te voy a decir por qué: Soborna a todo el gobierno de México, incluido hasta el más alto nivel: el actual presidente de México. Y el anterior también”, se lee en el documento.

El Gobierno de EE. UU. mantuvo reservada la información para no alterar el proceso legal; sin embargo, la petición fue rechazada por los fiscales, por lo que se hizo público el documento.

Las acusaciones emitidas por Lichtman se basan en los testimonios de Alex Cifuentes-Villa, presunto colaborador de “El Chapo” Guzmán, quien señaló que Ismael Zambada García, “El Mayo”, era el principal responsable de los sobornos a AMLO y Peña Nieto.

El documento establece que los dichos no pudieron ser sostenidos por la defensa, ya que en realidad, los presuntos sobornos habrían sido pagados a una persona vinculada a la campaña presidencial de AMLO en el año 2006; y no necesariamente el pago fue efectuado por “El Mayo” Zambada.

“El contrainterrogatorio planeado por la defensa era engañoso, porque el soborno en cuestión se había pagado a un individuo asociado con la fallida campaña presidencial, hace más de una década, del actual presidente de México (AMLO)”, se lee en el documento.

Al considerar que se trataba de una “contradicción”, la defensa negó que se hubiera referido al actual presidente de México y respondió: “Yo dije los anteriores dos presidentes de México, que son (Felipe) Calderón y Peña Nieto”.

Las ganancias del Cártel de Sinaloa son inciertas, pues algunos reportes elaborados en 2012 aseguraban que las jugosas sumas podrían equipararse a las de Facebook, Amazon o UPS. Cuando aún permanecía en cárceles de máxima seguridad en México y previo a su extradición y enjuiciamiento en EE. UU., la Fiscalía General de EE.UU. reveló que la fortuna de “El Chapo” Guzmán ascendía a los 14.000 millones de dólares, cerca de 266.000 millones de pesos mexicanos, según el tipo de cambio vigente a 19 pesos por dólar.

Hasta el día de hoy, no existe una organización criminal como el Cártel de Sinaloa, que haya resistido la constante lucha contra el gobierno mexicano, los cambios de estrategia de seguridad, el involucramiento activo de fuerzas de inteligencia de EE.UU. e, inclusive, la globalización, las crisis económicas y las guerras. Nada ha impedido que la empresa criminal –liderada por “El Mayo” Zambada y los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán– sea considerada el ‘narcoholding’ por antonomasia.