Expresidente peruano Vizcarra abre polémica tras reconocer que recibió vacuna de ensayo siendo mandatario

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Presidente peruano Martín Vizcarra habla durante una ceremonia para anunciar un referendo sobre reformas judiciales y políticas en Lima

LIMA, 11 feb (Reuters) - El exmandatario peruano Martín Vizcarra, ahora candidato al Congreso, abrió una polémica el jueves luego de reconocer que recibió la vacuna de ensayo contra el coronavirus de la china Sinopharm en octubre, cuando era presidente del país andino.

La información de que fue inoculado fue dada antes por la estación de televisión por cable Willax y Vizcarra lo confirmó en una conferencia de prensa en una región del sur de Perú, precisando además que su esposa también recibió la vacuna.

Vizcarra, quien asumió al poder en el 2018 tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, fue destituido en noviembre del año pasado por el Congreso en medio de acusaciones de corrupción.

"Tomé la decisión valiente de sumarme a los 12.000 voluntarios y que me hagan la prueba experimental. Confirmo que fue el 2 de octubre", admitió Vizcarra, que postula a uno de los 130 asientos del Congreso en las elecciones del 11 de abril.

El mandatario refirió que no reveló que fue vacunado en los ensayos porque los voluntarios de Sinopharm tienen que mantener la reserva por tratarse de una "fase experimental". Señaló que su primer ministro de entonces se opuso y le dijo que era "muy riesgoso", pero que de todas maneras decidió hacerlo.

En medio de la conferencia de prensa, Vizcarra se realizó una prueba rápida con paramédicos de una clínica de la región sureña de Tacna, la cual -dijo- descartó que tuviera el coronavirus.

Tras la confirmación de que recibió la vacuna, el Congreso convocó a la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, para que informe sobre la participación de Vizcarra en los ensayos de Sinopharm. Varios legisladores criticaron la decisión de mantenerse en secreto la participación del exmandatario en el ensayo.

En una mensaje por Twitter, el ministerio de Salud dijo que ensayos de Sinopharm en Perú fueron desarrollados por dos prestigiosas universidades locales. "Desconozco si alguna autoridad de gobierno se ha sometido a dichos ensayos de investigación", dijo la ministra Mazzetti citada en el mensaje.

Perú inició esta semana la vacunación contra el COVID-19 con la aplicación de dosis de Sinopharm a un grupo de médicos expuestos a contraer la enfermedad, en momentos en que el país enfrenta una segunda ola de contagios.

El presidente Francisco Sagasti fue uno de los primeros en recibir la vacuna como parte de la campaña y animar a casi la mitad de la población que se muestra escéptica frente al programa en un país de unos 33 millones de habitantes.

Perú es el primer país latinoamericano en usar la vacuna china de Sinopharm, la cual requiere de dos dosis para inmunizar a una persona y es eficaz en un 79,34% a la hora de evitar que las personas desarrollen la enfermedad COVID-19, según datos provisionales de la firma. China aprobó esta vacuna para su uso público a fines de diciembre.

El país sudamericano tiene un acuerdo con Sinopharm para adquirir un total de 38 millones de dosis de vacunas.

(Reporte de Marco Aquino. Editado por Rodrigo Charme)