El expresidente peruano Martín Vizcarra es denunciado por la contratación de un cantante

·2  min de lectura

Lima, 20 may (EFE).- El expresidente peruano Martín Vizcarra fue denunciado constitucionalmente por la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, por la irregular contratación del cantante Richard Cisneros en el Ministerio de Cultura entre 2018 y 2019.

Cisneros era un desconocido cantante que, en su círculo de amistades, se jactaba de la influencia que ejercía sobre Vizcarra, elegido congresista por el partido Somos Perú en las elecciones del pasado 11 de abril, y a quien conoció en la campaña electoral de 2016.

Vizcarra fue elegido vicepresidente en los comicios de 2016, al formar parte de la fórmula del exmandatario Pedro Pablo Kuczynski, pero asumió la Presidencia de la República en 2018, tras la renuncia de Kuczynski por sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht, investigada en Perú por un mega escándalo de sobornos.

La fiscal de la Nación presentó este jueves una denuncia constitucional contra Vizcarra y las exministras de Cultura Patricia Balbuena, Ulla Holmquist y Sonia Guillén debido a la contratación de Cisneros, conocido como Richard Swing, mediante órdenes de servicio, a pesar de que no cumplía con los requisitos para el puesto de trabajo.

Vizcarra, destituido de la Presidencia de Perú en noviembre de 2020, ha sido denunciado por los delitos de tráfico de influencias agravado (autor), peculado doloso por apropiación para tercero (instigador) y delito de negociación incompatible.

Además, fue denunciado por el delito de obstrucción a la Justicia, pues se reunió con trabajadores de su despacho para coordinar las declaraciones que iban a dar a la Fiscalía durante las investigaciones preliminares, de acuerdo con unos audios difundidos por la prensa.

A pesar de que el exmandatario es actualmente un congresista electo, no podrá asumir esta función porque fue inhabilitado por el Congreso para ejercer cargo político por 10 años debido a su vacunación irregular contra el covid-19, en noviembre del año pasado.

En tanto, las exministras de Cultura han sido denunciadas por peculado doloso por apropiación para tercero (agravado) y negociación incompatible debido a los indicios de su intervención para adecuar los requisitos del puesto adjudicado a Cisneros y por atender las llamadas de Palacio de Gobierno referidas al pago a esta persona.

(c) Agencia EFE