Expresidente Morales dice que será exonerado si se abren nuevas investigaciones sobre "masacres"

·2  min de lectura
Expresidente de Bolivia, Evo Morales, habla con periodistas en Cochabamba

LA PAZ, 18 ago (Reuters) - El expresidente boliviano Evo Morales dijo el miércoles que sería exonerado si se abrieran nuevas investigaciones basadas en un informe independiente que menciona "masacres" que tuvieron lugar durante el violento final de su presidencia y el comienzo de su sucesor.

“No van a encontrar nada, solo van a perder tiempo”, dijo Morales en una conferencia de prensa desde la ciudad boliviana de Cochabamba que se transmitió en Facebook.

El martes, un grupo de expertos nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó un informe que concluía que el Estado boliviano fue responsable de la muerte de más de 30 personas a fines de 2019, en medio de violentas protestas desencadenadas por una elección presidencial sumida en el escándalo.

El informe decía que la policía y las fuerzas armadas habían usado "la fuerza de manera excesiva y desproporcionada".

El informe recomienda que los fiscales bolivianos investiguen a fondo los hallazgos del informe, con miras a condenar a los responsables.

En 2019, el líder socialista de Bolivia, Morales, buscaba un cuarto mandato como presidente, pero las acusaciones de fraude electoral desencadenaron en disturbios sociales y en su renuncia, siendo reemplazado por la senadora de la oposición Jeanine Añez como presidenta. La violencia se extendió hasta las primeras semanas de la presidencia de Añez.

"Yo he sido víctima", agregó Morales en su conferencia de prensa. "Yo renuncié para que no haya muertos. En mi gestión no había ningún muerto a bala".

Luis Almagro, titular de la Organización de Estados Americanos de la que forma parte la CIDH, dijo en Twitter el martes que el informe contiene "importantes elementos" que deben ser considerados por la Corte Penal Internacional y la Corte Internacional de Justicia.

La misión de Naciones Unidas a Bolivia dijo también en Twitter que confiaba en que los hallazgos del informe se traducirían en "acciones concretas" para hacer justicia para las víctimas.

Añez fue arrestada a principios de este año acusada de haber participado en un golpe de Estado para derrocar a Morales. La exsenadora niega las acusaciones y dice que es víctima de persecución política.

Bolivia ahora está dirigida por Luis Arce, un estrecho colaborador de Morales que pertenece a su partido socialista MAS.

(Reporte de Daniel Ramos, editado por Eliana Raszewski)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.