El expresidente Lobo y un diputado rechazan los señalamientos de EE.UU. por corrupción

·2  min de lectura

Tegucigalpa, 1 jul (EFE).- El expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014) y el diputado Óscar Nájera rechazaron este jueves los señalamientos por corrupción que hiciera contra ellos el Departamento de Estado de EE.UU. en una nueva lista que incluye a 55 funcionarios y exfuncionarios centroamericanos.

“Lo que dicen es totalmente falso, lo han repetido varias veces, aquí estuvo el exvocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (Maccih), Luiz Guimarães, y dijo que es falso. Que me digan qué favor les hice cuando era el presidente de Honduras”, dijo Lobo en declaraciones a medios locales.

Calificó de "ofensa" que señalen que él recibió 500.000 dólares de un cartel del narcotráfico cuando era presidente de Honduras.

"Esa lista no sirve, porque no la encabeza el mayor corrupto de toda la historia de Honduras, Juan Orlando Hernández (presidente de Honduras). Entonces, ¿a qué estamos jugando? El enviado de EE.UU. para Centroamérica (Ricardo Zúñiga) dijo que se perdieron 3.000 millones de dólares en la pandemia, entonces por qué no está ahí”, subrayó Lobo.

El listado incluye a personas que, según Estados Unidos, son sospechosas de corrupción o de socavar la democracia en El Salvador, Guatemala y Honduras, países que conforman el llamado Triángulo Norte de Centroamérica y en los que la Administración del presidente Joe Biden ha centrado su estrategia para frenar la inmigración irregular hacia EE.UU.

"Yo protesto porque me ponen a mí (en la lista) y no ponen a Juan Orlando”, indicó el exgobernante hondureño, quien afirmó que está "abierto" a investigaciones en Honduras como en Estados Unidos.

Agregó que es investigado por las autoridades estadounidenses desde "2015, cuando capturaron a mi hijo Fabio (Lobo)", condenado a 24 años de prisión por un tribunal de Nueva York.

El expresidente hondureño insistió en que el listado de EE.UU. "no sirve, es un churro (no vale), es falsa, es un fiasco porque no aparecen los principales corruptos de Honduras”.

En el informe, no aparece el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, al que la Fiscalía de Nueva York vincula con actividades de narcotráfico.

Además, el Departamento de Estado señala por corrupción a los diputados Juan Carlos Valenzuela Molina, Welsy Milena Vásquez López, Milton Jesús Puerto Oseguera, Gustavo Albert Pérez, Óscar Nájera y Gladys Aurora López, entre otros.

Nájera rechazó también los señalamientos de EE.UU. y dijo a periodistas que si lo encuentran culpable de corrupción, que lo "fusilen" en una plaza pública.

"Yo para estas cosas estoy vacunado y sobreviví a esa pandemia tan cruel y hoy estoy vacunado contra todo, contra la maldad, mentira y envidia”, subrayó el diputado hondureño, quien afirmó que "nunca" ha estado vinculado al cartel de Los Cachiros.

Estados Unidos denunció en septiembre de 2013 que Los Cachiros estaban operando en Honduras e identificó a los siete cabecillas que lo dirigían, cuyas figuras más importantes son los hermanos Javier Heriberto y Devis Leonel Rivera Maradiaga, ambos presos en cárceles estadounidenses.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.