Vicepresidente de Honduras niega haber recibido dinero de exlíder de cártel

Tegucigalpa, 11 mar (EFE).- El designado presidencial (vicepresidente) de Honduras, Ricardo Álvarez, negó este jueves que haya recibido dinero del exlíder del cártel de Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, a cambio de protección para evitar que él y su hermano fueran extraditados a Estados Unidos, donde están presos.

"Niego categóricamente cualquier vínculo o recepción de dinero de procedencia ilícita por parte de Devis Rivera o de cualquier otra persona acusada de narcotráfico o cualquier otro delito de Delincuencia Organizada Trasnacional, en Honduras y/o cualquier otro país del mundo", indicó Álvarez en un comunicado.

Álvarez, que ejerció el cargo de alcalde de Tegucigalpa de 2006 al 2014, señaló que a lo largo de su carrera política ha "tenido que hacer diversas campañas electorales para los distintos cargos en los que he competido".

"Derivado de la lógica de la representación popular he saludado, estrechada la mano y conversado con miles de personas, por lo tanto, no descarto en algún momento haber coincidido con alguien que no goza de buena reputación. sin saber de quien se trataba", añadió.

Rivera, detenido en Estados Unidos y quien testifica en un juicio abierto contra el supuesto narcotraficante hondureño Geovanny Fuentes Ramírez, aseguró que en 2012 sobornó a Álvarez con medio millón de dólares a cambio de protección, para evitar que él y su hermano fueran extraditados y también para que pudieran seguir recibiendo contratos para seguir lavando dinero.

"Prometió anular la ley de extradición de Honduras a Estados Unidos", dijo Rivera, quien, además, indicó que su organización pagó 250.000 dólares, "aproximadamente en 2012", al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para que no lo detuvieran y extraditaran a EE.UU. y poder seguir lavando dinero del narcotráfico.

"¿Los Cachiros sobornaron a Juan Orlando Hernández con dinero del narcotráfico?", preguntó el ayudante del fiscal, a lo que Rivera contestó escuetamente: "Sí, señor".

A FAVOR DE LA LUCHA CONTRA CRIMEN ORGANIZADO

Rivera, cuyo testimonio no fue acompañado de ninguna prueba material, explicó que ese dinero se entregó en efectivo a Hilda Hernández, hermana del ahora presidente, con el objetivo de que ni él ni su hermano Javier Rivera fueran detenidos por la Policía Militar ni la Policía Preventiva.

En 2019, durante el proceso contra Tony Hernández, Rivera ya implicó al presidente hondureño en supuestas actividades relacionadas con el narcotráfico, una cuestión que Juan Orlando Hernández -que llegó al poder en enero de 2014- ha negado en reiteradas ocasiones.

El supuesto narcotraficante implicó también a los expresidentes José Manuel Zelaya y Porfirio Lobo, quienes rechazaron hoy las acusaciones.

Álvarez señaló que, como representante de los hondureños en cargos de elección popular y como designado presidencial, se ha manifestado "a favor de la lucha y cooperación nacional e internacional en el combate a la Delincuencia Organizada Trasnacional, como una de las amenazas no tradicionales que más afectan la seguridad de la región del Triángulo Norte (de Centroamérica)".

"No tengo nada que ocultar", subrayó el político hondureño, quien es precandidato a diputado por el Partido Nacional, en el poder, en las elecciones primarias que Honduras celebrara este domingo.

"Dado que puedo comprobar la legalidad de mis ingresos, quedo a disposición de las autoridades del país y manifiesto mi voluntad para aclarar cualquier tipo de señalamiento, poniendo a disposición todos mis bienes, estados financieros y cuentas bancarias, que no son muchas, dicho sea de paso", enfatizó el vicepresidente hondureño.

(c) Agencia EFE