El expresidente de Georgia Mikheil Saakashvili acuerda poner fin a una huelga de hambre de 50 días

El 1 de octubre, las autoridades georgianas detuvieron a Saakashvili después de que regresara al país tras ocho años en el exilio. En protesta a la detención inició una huelga de hambre que se prolongó por 50 días. Tras el grave deterioro de su salud, Saakashvili accedió a ingresar a un hospital asegurando que volverá a comer aunque nunca aceptará su detención.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.