El expresidente García será investigado por caso Odebrecht en Perú

El expresidente peruano Alan García durante un debate televisivo en Lima, el 3 de abril de 2016 (AFP/Archivos | Cris Bouroncle)

El expresidente peruano Alan García será investigado por las irregularidades en la concesión de la Línea 1 del Metro de Lima a la empresa brasileña Odebrecht, que admitió haber pagado sobornos para hacerse de esa obra, informó el Ministerio Público.

"Confirmado que el expresidente García será investigado sobre la concesión de la Línea 1 del metro Lima", dijo el viernes una fuente de la Fiscalía a la AFP.

La decisión de investigar al expresidente García fue del fiscal Hamilton Castro, quien encabeza un equipo especial encargado de investigar a la constructora brasileña Odebrecht, que admitió haber pagado en Perú 29 millones de dólares de forma ilegal para ganar licitaciones durante 2005 y 2014, lo que implica a tres gobiernos.

Odebrecht ha reconocido que pagó 7 millones de dólares durante el gobierno de García para hacerse con la construcción de la línea 1 del Metro de Lima.

Por ese caso ya están presos cuatro exfuncionarios de su gobierno, entre ellos el exviceministro de Comunicaciones Jorge Cuba, y el expresidente del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte(Ositran), Carlos Zevallos Ugarte.

El expresidente García (2006-2011) pasó a la calidad de investigado por las presuntas irregularidades que se habrían cometido en la concesión de esa construcción.

"Como ya lo he señalado: si el Fiscal lo cree conveniente, saludo toda investigación y acudiré a toda citación para colaborar", señaló el exmandatario a través de su cuenta en Twitter.

El pasado 6 de marzo, la procuradora ad hoc para el caso Odebrecht, Katherine Ampuero, informó que formuló denuncia contra el expresidente García por el presunto delito contra la administración pública.

En paralelo, Perú busca extraditar desde Estados Unidos al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), acusado de recibir 20 millones de dólares de Odebrecht a cambio de la concesión de una carretera.

El expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, también son investigados por presunto lavado de activos. Según testimonio de un exdirectivo de Odebrecht en Perú, la firma entregó 3 millones de dólares para su campaña presidencial.