El expresidente argentino Menem seguirá hospitalizado por una infección urinaria

Agencia EFE
·2  min de lectura

Buenos Aires, 16 dic (EFE).- El expresidente de Argentina Carlos Menem (1989-1999), de 90 años, seguirá por el momento hospitalizado en la clínica de Buenos Aires en la que fue internado ayer debido a una infección urinaria, informó este miércoles a la prensa su hija Zulemita.

"Mi papá tiene un problema cardíaco de base. Por eso es que la infección le subió un poco la frecuencia cardíaca", expresó a las puertas del Sanatorio Los Arcos.

El actual senador, que este año estuvo internado en otras dos ocasiones -en junio por un cuadro de neumonía que obligó a trasladarlo a la unidad de cuidados intensivos, y a fines de julio para realizarle varios estudios- fue ingresado ayer para un control médico prostático, según habían confirmado a Efe fuentes de su entorno.

"Es una infección urinaria. Pasó la noche bien", agregó Zulemita, que reconoció que su padre está "muy bien" de ánimo aunque "enojado" por estar hospitalizado, ya que "está muy consciente de todo lo que le pasa".

"Como le están pasando antibióticos, lleva unos días porque se lo tienen que pasar por vena", señaló.

La hija del ex jefe de Estado también reveló que, entre las llamadas que recibió para interesarse por la salud de su padre, estuvo la del actual mandatario, el también peronista Alberto Fernández.

El veterano político cumplió 90 años el 2 de julio pasado, mientras se encontraba hospitalizado.

Abogado de profesión, en 1973 fue elegido gobernador de La Rioja, su provincia natal, hasta que en 1976, tras el último golpe militar, fue encarcelado durante cinco años.

Al término de la dictadura (1976-1983), y tras el triunfo de Raúl Alfonsín, Menem ganó de nuevo los comicios en La Rioja y fue reelegido en 1987, hasta que, junto a Eduardo Duhalde, su candidato a vicepresidente, venció en las presidenciales de 1989 en un complicado contexto económico y social que había llevado a Alfonsín a adelantar varios meses los comicios.

Durante su gestión, en la que firmó polémicos indultos a favor de las juntas militares de la dictadura y de líderes guerrilleros, la economía registró profundas transformaciones, con una gran apertura comercial y un intenso proceso de privatizaciones de empresas públicas, lo que le ha valido, con el paso de los años, de fuertes críticas por parte de correligionarios y adversarios.

Menem se presentó por última vez a las presidenciales en 2003, en las que ganó la primera vuelta pero renunció a competir en la segunda, lo que dio la victoria automática al favorito, el también peronista Néstor Kirchner.

Además de ejercer como senador desde hace 15 años, Menem ha enfrentado en los últimos tiempos en diversas acusaciones judiciales de corrupción por actos de su mandato presidencial y ha mantenido un bajo perfil mediático.

(c) Agencia EFE