La expresidenta argentina acusa al gobierno de Macri de fraude cambiario

La expresidenta argentina Cristina Kirchner será testigo en una causa por supuesto fraude cambiario contra el presidente Mauricio Macri (AFP | Miguel Schincariol)

La expresidenta argentina Cristina Kirchner (2007-2015) declaró el miércoles como testigo en una causa contra el gobierno de Mauricio Macri por supuesto fraude cambiario.

En vísperas de una gira política por Europa, Kirchner, de 64 años, se retiró de los Tribunales sin hablar a la prensa y sin comunicar aún si será o no candidata en las elecciones legislativas de octubre.

La líder política acusa al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y a ministros macristas de estafar las arcas de la autoridad monetaria con la devaluación anunciada en diciembre de 2015.

La exmandataria lanzó un contraataque tras haber sido inculpada por las mismas razones, en un caso denunciado por dirigentes del gobierno de Macri. La acusan de estafar al erario público con operaciones cambiarias de "dólar a futuro".

La postulación o no de Kirchner es la mayor incógnita en camino a la renovación de bancas del Congreso el 22 de octubre. El peronismo, hoy en la oposición, espera su decisión para lanzar la campaña.

Ningún otro potencial candidato del partido reúne como ella un 30% de intención de voto, aunque también cosecha rechazos en la clase media urbana y rural, reacia a la centroizquierda peronista.

Acosada por la Justicia, Kirchner acaba de ser autorizada a salir del país. Será su primera gira internacional desde que dejó el gobierno.

Según sus voceros, está invitada a reuniones con líderes políticos. Brindará charlas en Grecia, el Parlamento Europeo (Bruselas) y la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Sobre Kirchner pesan en total cuatro causas judiciales. En una de ellas está inculpada de supuestos cobros de sobornos mediante alquileres de habitaciones de su hotel, a cambio de otorgar obras públicas a empresarios amigos.

La oposición controla el Senado y Diputados, pero en ambas cámaras Macri logró apoyos temporarios. El Presidente lidera un partido de derecha (PRO) en alianza con los socialdemócratas de la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica.

- Dólar fetiche -

El dólar es un histórico fetiche de los argentinos para protegerse de una inflación crónica. Antes de las presidenciales de 2015, el Banco Central, bajo control kirchnerista, pactó ventas de divisas a futuro al valor del mercado con el propósito de desalentar expectativas de devaluación.

Pero al asumir Macri devaluó la moneda en más de 30% y el Banco Central tuvo que pagar cifras multimillonarias por aquellas ventas, a un tipo de cambio mucho más alto que el pactado por las autoridades salientes.

Los macristas dicen que la estafa la cometió Kirchner y la expresidenta dice que el fraude se produjo por la devaluación. Es un caso de cuestionamiento de política monetaria sin acusaciones de corrupción.

Kirchner dice que los compradores de dólares fueron Sturzenegger, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, entre otros altos funcionarios, que especularon con un dólar más caro.

La última vez que la expresidenta pronunció un discurso en un acto público fue en abril de 2016. Momentos antes había declarado como acusada en el caso del dólar a futuro. Frente a los tribunales se montó una tribuna y asistieron al acto decenas de miles de partidarios.